en Comunicación

Adios a Google Authorship

Hace unas semanas Google anunció que ponía fin a Google Authorship, iniciativa que se reflejaba visualmente en el nombre y foto del autor que se mostraban en las búsquedas. El gigante de los buscadores tomó esta decisión sorprendente al no obtener los resultados esperados. Pero, ¿cuál es la repercusión para el marketing online y el SEO de este retroceso en las reglas del juego?

google authorshipA finales de junio de 2014, Google eliminó la imagen del autor en los resultados de búsqueda, la característica más visible de Google Authorship. La foto, que debía servir para reforzar la confianza del internauta en el contenido, de repente se había convertido en un elemento de distracción. Con el nombre parecía bastar. Pero hace unas semanas finiquitó del todo un experimento que ha durado tres años y tras el que muchos (desarrolladores, técnicos SEO, editores) sienten que nos han complicado la vida para nada.

El responsable de Google Webmaster Tools daba cuenta del cierre de Autorship, como no, a través de su perfil de Google+,  una red social que se ve cada vez más desprovista de valor. De su texto se extrae cierta frustración por la fallida iniciativa. “Hemos observado que esta información no es tan útil para nuestros usuarios como esperábamos, e incluso puede distraer la atención de esos resultados”, decía John Mueller.

 

Posibles causas

La idea parecía muy buena. Vinculando personas a contenidos y mostrando su nombre en foto se conseguirían contenidos más interesantes y trabajados por parte del creador. Ninguno querríamos vernos vinculados en Internet a contenido de origen dudoso o con poco fundamento. Por parte del receptor, un contenido vinculado a una cara humana generaría más confianza. Lo que no estaba quizá planeado es que en los resultados de búsqueda, el interés por los datos de autoría era tan abrumador que distraía la atención respecto del contenido, lo realmente importante.

Entre las razones oficiales de este abandono parece encontrarse la baja adopción del sistema. Por supuesto todos los profesionales de Internet corrieron a adaptarse a las directrices de Google, pero eso supone una parte muy pequeña del total de autores, ajenos a conceptos del marketing online. Por otro lado, Mueller habla del poco impacto que la muestra de la autoría tiene en los clicks, algo un tanto contradictorio ya que siempre nos han vendido que la imagen hacía aumentar el CTR del resultado. De hecho, una posible causa de la que Google no habla podría tener que ver con dar mayor notoriedad a Adwords, su programa de enlaces de pago.

google-rel-author-mattcutts

Así se veía hasta ahora un resultado de búsqueda con los datos de Authorship

Reaccionando al cambio y olvidando “rel=author”

De primeras, la medida invalida la etiqueta “rel=author” por la que, vinculando nuestros contenidos a nuestro perfil de Google Plus, estos ganaban posiciones SERP y nosotros como periodistas o bloggers podíamos construir reputación online y ganar visibilidad.

En cuanto a lo que debemos hacer, este cambio requiere prudencia. Google cuenta una centésima parte de lo que sabe y el hecho de que ahora tome esta decisión no quiere decir que debamos borrar nuestros perfiles de Google+ ni desvincular nuestra autoría. Son aspectos que no nos va a perjudicar tenerlos configurados, otra cosa es que les dediquemos trabajo a partir de ahora. Si no como SEO, como branding personal seguirá teniendo su gracia.

Lo sensato es dejar las cosas más o menos como están, observar el posible impacto (que según Google no debería ser tal) de la nueva situación y esperar, ya que muchos desconfían de que realmente Google vaya a desechar toda la información recabada, aunque deje de mostrarla al público. Además, en cualquier momento nos pueden sorprender con que han mejorado su concepto de autoría y lo vuelven a lanzar.

 

El solar de Google+

Desprovista de esta dimensión SEO que prácticamente obligaba a todos en el mundillo a tener un perfil, aunque fuera vacío, el futuro de Google+ es más incierto que nunca. Ahora mismo se presenta como un solar que no vale casi nada y que no abandonamos por si acaso. Pero en este negocio, ese “por si acaso” puede ser fundamental. De momento, tener un perfil en Google+ bien rellenado enviará enlaces a nuestras webs y será una carta de presentación personal interesante, aparte de que por el momento los artículos de contactos en Google Plus siguen teniendo más relevancia en nuestras búsquedas.

meanwhile on google plus

Un paso atrás para Google

La cuestión es que Google ha fallado a la hora de sustituir su método de valoración basado en links por uno basado en la autoridad de las personas, seguramente por tratar de imponer el sistema. Y es que el gigante que siempre ha hablado de buenas intenciones, parece tener problemas para aprender una lección. Intentó aprovecharse de las sinergias de servicios que casi todos usamos para inocularnos Wave, Buzz o Google+, al tiempo que desoían el clamor de la comunidad internauta para que mantuvieran abierto Reader, su lector de RSS.

Como líder tecnológico, Google siente la necesidad constante de innovar y adelantarse a las necesidades de la gente pero le hace falta encajar cuando un producto no funciona, por mucho que lo trate de integrar con el resto. Authorship era una buena idea, pero obligar a tener un perfil en una red social que llegó tarde y aportando poco para facilitarles a ellos el trabajo, no lo era.

Deja un comentario

Comentario