en Comunicación

Claves para elegir el mejor dominio

Elegir el mejor dominio para tu proyecto es a menudo un quebradero de cabeza. Ocupados, confusos o difíciles de recordar… hay muchas barreras que sortear hasta dar con tu dominio perfecto. Déjame ayudarte un poco.

escoger dominio

 

Ya que he iniciado una nueva fase del blog con dominio propio, es buen momento para tratar un tema fundamental a la hora de definir una estrategia de comunicación: elegir dominio. En el pasado he cometido aciertos y errores registrando dominios y, hasta dar con el actual dominio de este blog, di muchas vueltas y anoté varias ideas. Unas resultaban muy apropiadas pero estaban cogidas, otras parecían geniales pero pronto se desmontaban. Si tú estás buscando un dominio, estas pautas te pueden servir para escoger tu dominio ideal.

 

 .com .es y otros primos-hermanos

La pregunta de qué extensión coger tiene múltiples variables, pero se resumen en que ante la duda vayas a por el .com por dos simples razones.

  • Si te dicen que entres en la web “dominiosbaratos” tu primer impulso será teclearla con el .com. Esto significa que .com es la extensión que todos asociamos con una web por defecto. Y al ser una asociación universal, es una razón potentísima para priorizarlo.
  • Aunque tu negocio sea español y sólo pretendas vender en España hoy, quizá esto cambie dentro de un tiempo. Y a buen seguro que cuando llegues al punto de querer internacionalizarte, alguien se habrá agenciado la extensión .com de tu dominio esperando hacer caja a costa de tu dejadez.

No obstante hay algunas consideraciones o excepciones a esta regla.

  • Aunque tu público objetivo esté basado en España y prentendas usar el .es, si puedes, adquiere también el .com. Nunca puedes equivocarte comprando dominios de más y apuntándolos al mismo lugar y así evitarás que alguien pueda aprovecharse de tu marca y/o dañar tu reputación.
  • Si estás segurísimo de que tu web sólo se va a enfocar a España para siempre, puedes optar por sólo adquirir el .es
  • Si tu negocio juega con el dominio como eslogan o marca. Por ejemplo kelisto.es utiliza claramente el “.es” para darle un sentido al dominio que la gente recuerda. Este tipo de juegos con los dominios son vistosos y creativos. Imagínate que te llamas Ignacio y puedes registrar el dominio ignac.io ¿No sería maravilloso?

 

Tu dominio, tu marca

Ante todo, tienes que partir de tus necesidades. Puede ser frustrante, pero no mires las restricciones antes. Haz un brainstorming, anota dominios que te parezcan atractivos y después evalúalos con las reglas que presento a continuación. No te apegues demasiado a una idea, porque es probable que muchas tengas que desecharlas.

Sí tienes que tener en cuenta que en un dominio puedes utilizar letras y números únicamente, quedando excluídos caracteres especiales como acentos (de cualquier idioma), espacios, guiones bajos, barras, puntos y comas.

El dominio, además no puede empezar ni terminar en guión simple (-). Es decír, que sí se pueden utilizar entre letras, pero supone más bien un incordio a la hora de teclearlo, así que mejor evitarlos. Además Google ya ha empezado a penalizar los dominios con doble guión como posibles spammers, así que mejor prevenir y huir incluso de utilizar uno solo.

Un dominio no distingue entre mayúsculas y minúsculas así que no has de preocuparte por eso.

 

Las keywords, el aspecto SEO del dominio

Hay mucha controversia respecto a este tema y la razón es que hubo un tiempo en que el peso de las keywords en un dominio sí que fue determinante. De modo que fue utilizada para posicionar de forma poco natural comprando dominios con keywords de exóticas extensiones. Hoy en día, como con tantas otras prácticas abusivas, este peso se ha atenuado, pero eso no quiere decir que un dominio rico en palabras claves no rinda bien si la temática y calidad de sus contenidos acompaña.

En cuanto al número de palabras clave es recomendable un máximo de 2-3 siempre dependiendo de su extensión. Recordemos que queremos un dominio corto y tres palabras en español, será fácil que nos den una cadena de texto considerable.

En todo caso hay que tener en cuenta que no contamos las stop-words (artículos, preposiciones…), que pueden utilizarse en el dominio si forman parte muy importante de nuestra marca. De lo contrario es mejor dejarlos fuera. Es decir, barpepe.com antes que elbardepepe.com Aunque repito, todo en función de la marca.

Un punto interesante dentro del dominio es el linkbuilding o el peso del enlace en el SEO. Si tu dominio contiene keywords, es probable que acabe teniendo enlaces apuntándole (creados por ti o por terceros) cuyo anchor text tenga el nombre de dominio y por tanto, keywords relevantes.

elegir dominio infografía

 

 

Extensión del dominio

Un dominio cuanto más corto, mejor. A menos caracteres:

– Más fácil de recordar, pronunciar y teclear.

– Marca más potente.

La longitud mínima de un dominio es de 3 caracteres, sin contar la extensión. Un dominio de estas características es difícil de conseguir sobre todo si queremos que se ajuste a nuestros planes (¿que haríamos con un dominio www.xjy.com , por ejemplo?). Debemos enfocarnos a obtener dominios de menos de 10 caracteres, pues todo lo que perdamos en brevedad será devaluar el dominio.

 

Recordable, tecleable, pronunciable

Tu idea queda genial sobre el papel. Es más, hasta tienes pensado un logo que te va de perlas, es todo maravilloso. ¡Salgamos a celebrarlo! Un momento… ¿has pensado en la usabilidad de ese dominio?

  • Pronunciable. Piensa en el marco de una conversación telefónica. ¿Serías capaz de transmitir tu nombre de dominio con facilidad a alguien que no lo conozca? ¿Necesitarías deletrearlo? Quizá lo que en tu cabeza suena muy natural no sea lo que la gente entiende, especialmente si juegas con otros idiomas o híbridos entre ellos.
  • Recordable. Has hablado por teléfono con esta persona y le has dado el dominio. Pero no sabe dónde lo ha apuntado, ¿se acordará con facilidad? Ayuda que el dominio tenga algún sentido semántico o que se pueda vincular con tu actividad.
  • Tecleable. Tu visitante potencial ya tiene en su cabeza el dominio, pero ¿era con una o con dos erres? Si la palabra del dominio es confusa, es posible que teclearla sea difícil, lo que puede llevar a tu audiencia a sitios que no tengan que ver contigo o simplemente a frustrarse por tener que intentarlo varias veces. En los albores del Internet, cometí el error de registrar el dominio feiticeira.org Ni que decirte tengo que las permutaciones de vocales y consonantes a la hora de escribirlo mal son muy elevadas. Con el tiempo hemos hecho de ello una marca, pero a buen seguro que hoy no volvería a registrarlo.

 

Número de palabras

Como ves, a la hora de elegir dominio se repite el concepto de brevedad. Y de nuevo el mejor dominio es el que tiene una única palabra. Y de nuevo, te será muy difícil obtener un dominio así, de modo que una palabra inventada, mezcla de dos palabras o dos palabras concatenadas, son buenas opciones. Más de dos conceptos en un dominio, a no ser que encuentres un beneficio mayor por la parte SEO antes citada, son contraproducentes y dispersan, a todos los niveles.

 

Redes sociales

Pensabas que ya tenías tu dominio ideal. Pero resulta que ese nick de Twitter ya está cogido. O querías basar tu página en vídeos y alguien te ha chafado el canal de Youtube. Esto es algo a valorar. Por supuesto que el escenario ideal sería tener absolutamente tu dominio disponible en todas las redes sociales tal cual. La probabilidad de que esto suceda con un dominio semántico es muy remota. Puedes pasar sin una página de Facebook calcada a tu nombre de dominio, pero si tienes varias de tus redes estratégicas cogidas, seguramente te convenga buscar otro dominio con el que tu marca pueda tener mayor cohesión en su presencia online.

Para ahorrarte quebraderos de cabeza buscando un nombre en múltiples redes, yo encuentro fantástica esta herramienta a la hora de elegir dominio. Se llama Namecheckr y en segundos te informa de la disponibilidad en decenas de plataformas.

 

Elegir dominio y el equilibrio de fuerzas

La elección del dominio es una lucha de equilibrios en la que valorar si primas la marca, la facilidad para el usuario o la optimización para buscadores. Encontrar este equilibrio no es fácil, pero más difícil te lo pondrán obstáculos como encontrarte tu dominio ideal registrado. Ante la duda, utiliza el sentido común y quédate con el dominio del que te puedas sentir orgulloso.

Si has leído esto pero no te queda claro qué es técnicamente un dominio, cómo configurarlo o dónde comprarlo puedes seguir esos tres enlaces de momento. Son temas sobre los que próximamente compartiré mi opinión y experiencia. También puede que te interese saber cómo decidirte por uno u otro hosting para alojar tu web. Si por el contrario ya tienes tu dominio, ¿qué factores has primado en tu elección?

 

 

 

Deja un comentario

Comentario

  1. Pienso que todavia colocar las keywords en el dominio es una buena practica de cara a obtener visitas, en algun caso la he priorizado por encima de la marca, posicionando despues la marca en paginas interiores y el resultado ha sido excelente por ambas partes.

    • Sin duda que en lo que respecta a SEO, las keywords en el dominio es un factor que funciona. Es cuestión de decidir en cada caso si te beneficia más un dominio con tu marca o uno con posibilidad de atraer más tráfico orgánico.

      Saludos y gracias por comentar.