en Comunicación

¡Es hora de hacer email marketing!

Una tarea básica para cualquier profesional de la comunicación es enviar newsletters. En el éxito de este e-mail marketing intervienen diversos factores como su diseño, el texto del asunto y como no, el momento del envío. Tanto la hora como el día de la semana son aspectos que hay que sopesar a la hora de enviar un correo comercial.

email marketing días y horas

El correo más optimizado, lanzado en un momento inoportuno puede verse afectado por una tasa de apertura baja y un pobre retorno. Claro que el momento ideal es difícil de ajustar, interviniendo variables como el propio sector profesional, los datos demográficos de la audiencia, si se trata de B2B o B2C, etc, pero hay algunos aspectos que no por generales son menos importantes.

 

Evita los lunes

Todos conocemos la sensación de entrar a la oficina el lunes y vernos invadidos por un montón de correos. La labor de consultar el e-mail se vuelve especialmente densa y tediosa tras el fin de semana. Además estamos generalmente de peor ánimo y un montón de ciberpapeleo no ayuda. El lunes es un día de planificación de la semana y lo que buscamos es quitarnos cosas de encima y empezar ligeros. Y sí, eso incluye borrar correos de forma indiscriminada.

Si aún así crees que tu correo destacará entre el resto, puede que el lunes sea una oportunidad.

 

Los viernes y la media jornada

En muchas empresas los viernes se trabaja a media jornada y si alguien quiere arañar horas de ocio, lo va a hacer el viernes. Lo sensato es pensar en el mediodía del viernes como la tarde-noche de un día cualquiera. Si queremos enviar una newsletter el viernes, que sea prontito. Aquí toma especial relevancia una variable como es el margen de tiempo desde que se envía una campaña hasta que llega al destinatario (es decir, hasta que se conecta y lo lee).

Algo positivo del viernes es que las personas están pensando en ocio y por tanto son más proclives a compras impulsivas. Puede aprovecharse para correos más personales que profesionales, por ejemplo descuentos y promociones tentadoras. También es el día laborable que menos correo se recibe.

 

Los términos medios, valor seguro

Martes

El martes es un día óptimo para emailing a empresas. La agenda laboral ya está planificada y hay más tiempo para revisar el correo. Es una jornada apta casi para cualquier tipo de comunicación, desde ofertas a eventos. El margen que ofrece dentro de la semana es su mejor baza. Aunque a veces puede ser recomendable hacer un refuerzo más adelante, por ejemplo el jueves.

 

Miércoles/jueves

Ya hemos visto que los extremos son malos. Por contra, la pareja miércoles-jueves se muestra como un bloque óptimo para hacer nuestros envíos. Los datos suelen indicar que los miércoles cuentan con la mayor tasa de apertura, mientras que el jueves es el día predilecto por los departamentos de marketing en España para enviar sus campañas por e-mail.

Son dí­as que además combinan una intensa actividad laboral con una proyección hacia el fin de semana, por lo que comunicaciones a empresas y particulares tienen cabida por igual.

apertura de emails por dia

 

¿Y qué pasa el fin de semana?

En comunicaciones de empresa a empresa estos son días muertos. Los mensajes recibidos estos días son a menudo consultados el lunes por la mañana, con resultado negativo. No se puede obviar que son días en los que se navega menos y se consulta menos el correo en general pero quizá se haga en condiciones más cómodas y menos estresantes. Sí pueden ser días aptos para contactar con clientes y de hecho hay una tendencia de revalorización del domingo como día para hacer envíos de newsletters. Esto sucede porque es un día en que la gente compra en Internet y revisa sus correos desde casa.

Hay que tener en cuenta también que el entorno laboral cada vez es más flexible y deslocalizado (menos ligado al ordenador y horario de oficina) y los fines de semana pueden tener una gran potencialidad para las campañas de correo electrónico. Es un terreno menos explorado y se pueden romper moldes si lo que ofreces se ajusta, claro está.

 

 

Horarios

Las mejores franjas suelen ser a primerísima hora de la mañana (antes de las 8 si es posible) para asegurarse de que el correo esté ahí cuando comienza el horario de oficina y a mediodía, para explotar ese parón de las tareas cotidianas de antes o después de la comida.

Aunque pudiera obedecer a una estrategia novedosa, por la noche se recomienda no enviar newsletters dado que muchos proveedores de Internet endurecen sus filtros y puede haber mayor probabilidad de acabar en la carpeta de spam.

apertura de emails por día

 

Hasta aquí todo son orientaciones que pueden servir para conocer cómo se comporta tanto la gente como los departamentos de marketing y actúar en consecuencia. Cabe también decir que hay herramientas como MailChimp que te ayudan a elegir el mejor momento. Martes, miércoles y jueves por la mañana son las apuestas más seguras, aunque la prueba repetida y la comparación de resultados es lo que determinará qué es lo que mejor funciona para tus propósitos.

Y como el problema con el que lidiamos en este artículo es la saturación que también sufrimos en nuestras carnes, permíteme recomendar que antes de iniciar una campaña te leas este artículo, válido para cualquier comunicación masiva por correo electrónico. Happy e-mailing.

Si te ha gustado este artículo, tal vez te interese suscribirte al boletín de novedades del blog para recibir contenidos de calidad antes que nadie. Jamás te enviaremos spam.

Deja un comentario

Comentario