en Comunicación

Por favor, no hagas esto en Twitter

Twitter es una red de microblogging que continúa en auge, pero con mucha trayectoria por detrás. Es por ello que hay gente que se pierde en sus timelines. Y es que pese a que el éxito de la plataforma reside en su agilidad y sencillez, Twitter tiene sus propios códigos, sus propios ritmos y en definitiva, una idiosincrasia que hay que conocer.

Y qué mejor que hacerlo con unas cuantas reglas oficiosas, tanto de cara a la efectividad como a quedar bien con la comunidad y no entrar como un elefante a una cacharrería. Adelante con unos cuantos “Don’ts”, errores o cosas que no es aconsejable hacer en Twitter.

no hacer en twitter

  • No twitees por llenar espacio. En Twitter se puede recompensar el ingenio, el espíritu crítico, la información… pero nadie te va a dar una medalla por hacer 100 tweets al día que no aporten nada útil. Y no, a nadie le interesa que sales para el curro y cosas del estilo. Si sales para el curro y te has encontrado con Godzilla, ahí empieza a haber interés.
  • No automatices a lo loco. Es probable que cuando descubras que hay herramientas como Hootsuite que permiten automatizar tweets y distribuirlos en horas en que ni siquiera estás online, pienses que eso es la panacea. Un poco está bien, pero no cometas el error de no pasar a ver lo que se cuece por tu cuenta. Primero porque en Twitter si no lees, te estás perdiendo todo. Y segundo, porque si se nota que no interactúas, será obvio que tienes a un espantapájaros cuidando la cuenta.
  • No hagas favs compulsivamente. Es fácil dejarse llevar y utilizarlo como el “me gusta” de Facebook. Pero ya se sabe, cuanto más a la ligera lo des, menos valor tendrá para quien lo recibe. Además si alguien mira tu lista de favs y ve que tienes 50 por día quizá lo atribuya a un problema de criterio.
  • No te las des de lo que no eres. El problema de querer ser experto en un mundo de “gurús” es que te pueden destapar muy fácil. Aporta y conversa con seguridad pero con humildad. Así generarás más confianza.
  • No te creas nada de programas, apps o empresas que te prometen cientos de followers que caen del aire. Son más fraudulentos que el crecepelos que te vende un calvo.
  • No protejas tus tweets. Aunque pueda parecer una idea cautelosa, lo cierto es que ponerle candado a Twitter supone capar tanto la herramienta que harías mejor en no invertir tiempo en ella. Una cuenta protegida no sólo tiene la visibilidad limitada sino que nadie puede retwitear lo que dices, por interesante que le parezca. Y a Twitter se va a buscar la fama, hombre.
  • No abuses del hashtag. Ok, has entrado en #Twitter, has descubierto el #hashtag y te ha #revolucionado el #mundo. Pero puedes escribir tweets sin hashtag e incluso con uno solo, no hace falta usarlos de tres en tres.
  • No partas tweets. Sí, existe la fórmula de poner (1/5), (2/5),… para indicar que el tweet tiene continuidad, pero no deja de ser confuso, por mucho que tú te quedes a gusto diciendo todo lo que querías. Haz tweets relacionados pero separando ideas y frases. O, si de verdad es tan importante, haz una entrada de blog desarrollada y presenta la idea con un link.
  • No chatees. No tengas conversaciones por twitter que se te vayan de las manos en cuanto extensión y tono muy coloquial, sin sustancia. Esas conversaciones las puede leer todo el mundo y ofrecer una imagen que no es la que te gustaría dar.

 

 

Etiqueta

  • No sigas a gente por inercia, ni por compromiso, eso devaluará tu experiencia. Probablemente tienes a tu familia y amigos en Facebook, en varios grupos de Whatsapp… no os merece la pena a ninguno encontraros en todas las redes. Además, para eso puedes hacer un uso inteligente de las listas de Twitter.
  • No escribas con descuido. Son 140 caracteres y hay correctores ortográficos online. No cuesta tanto releer un tweet.
  • No borres tweets. Puedes hacerlo, pero Twitter va muy rápido y se considera una tontería borrar a no ser que hayas metido la pata a nivel absurdo. Si has cometido una falta pero el tweet se entiende, sigue adelante. Si es una falta graciosa aprovecha para reírte de tí mismo, que todos somos humanos y hasta nos gusta ver que los demás tampoco son perfectos.
  • No pidas. No pidas RTs a alguien, ni en público ni por MD (mensaje directo o privado). Si quieres hacerlo porque la causa lo merece, hazlo para todos tus seguidores, pero ojo, que lo merezca porque sino estarías tonteando con el spam.
  • No floodees. Es decir, no inundes a tu público con actualizaciones. Si estás frenético y escribes 10 tweets en un minuto, piensa que quien los vea se verá sobresaltado. Si encima el tema no le interesa, las posibilidades de un unfollow son altas porque le parecerás un pesado. La gente no suele ser consciente de esto cuando se dedica a hacer RTs que le interesan (por ejemplo, de gente hablando bien de uno o de su producto) y es común ver que alguien hace 5-10-20 RTs en cuestión de segundos. Cierto, hay una forma de desactivar los RTs, pero nadie quiere conseguir eso ni, por otro lado, el usuario medio de Twitter se va a andar con tanta sutileza.

Fail-Whale

 

Vergüenza

Esto podría entrar en la sección de etiqueta, pero mejor crear un apartado de vergüenza, incluso ajena.

  • No pongas chistes malos en tu biografía ni fórmulas tan originales a la par que enriquecedoras como “amigo de mis amigos”, “amante de la vida” y demás cuñadeces. Cuenta lo que haces o lo que te gusta hacer.
  • No escribas en lenguaje SMS para que entre más en el tweet a no ser que quieras parece un treceañero. Destierra “k”, “xq” y demás abreviaturas tan poco serias como pasadas de moda.
  • No robes tweets. Si ves algo que publica otro usuario y te interesa compartirlo, tienes varias opciones.
    • La fácil y rápida es retwitearlo mediante el botón a tal efecto.
    • Si quieres adjudicártelo (sin ser un caradura), una buena solución es compartir el enlace manualmente con el mismo texto o ligeramente cambiado e incluir un “via @miprimo” para que el aludido vea que mencionas su autoridad como fuente o descubridor.
    • También, si quieres aportar algo al tema, puedes modificar el tweet siempre que quede claro el autor original, por ejemplo:

 Cómo se nota que ya está colocado en otra parte. RT @miprimo: “Gallardón abandona el Ministerio de Justicia”

 

Parece una lista de errores muy grande, pero no tengas miedo. La mayoría son de sentido común y el resto se aprenden twiteando y leyendo. Además, piensa que si he escrito el artículo en negativo es porque los NOes son muchos menos que los SIes. En cualquier caso las reglas están para romperlas y si ello sirve bien a tu estrategia, adelante. Y ante todo, pásalo bien en Twitter 🙂

Si algún concepto no te queda claro, puedes complementar este post con este glosario básico de Twitter.

 

Deja un comentario

Comentario