en Comunicación

El gif animado, cuando el marketing se mueve

El gif animado, durante años oveja negra de los archivos en Internet, vive un espectacular auge. Si una imagen vale más que mil palabras, imagina todo lo que puede comunicar una imagen en movimiento. Aunque te parezca poco serio u ortodoxo, no lo verás así cuando descubras lo que este simpático formato de imagen puede hacer por ti.
gif-marketing

Durante mucho tiempo el uso del gif animado, se ha reducido a dos casos de uso. El primero, como formato para banners, piezas publicitarias que en un mismo espacio querían mostrar varias cosas o crear una secuencia. El segundo, ser símbolo de webs irreverentes, geeks o simplemente ajenas a los comunmente aceptados principios del buen gusto.

Pero las tornas han cambiado, el lenguaje en Internet está en constante ebullición y al internauta de hoy en día no le importan las reglas. Igual que hay quien no quiere hacerse un blog, sino un tumblr, muchos prefieren publicar un gif que hacer un ensayo sobre cómo se sienten. El gif animado, como formato ligero, multiplataforma y poco pretencioso (fácil de realizar, de aspecto barato) se ha convertido en bandera de la espontaneidad en Internet. Las redes sociales, permitiendo que este formato se reproduzca dentro de ellas son también en buena parte culpables de este resurgimiento.

 

¿Por qué usar gifs animados?

Hay una masa crítica de gente consumiéndolos, los gifs animados gustan y además funcionan como llamadas a la acción. No hacen falta más razones para subirse al carro.

 

Usos del gif animado

Destacar

Obvio. Los posts con imagen en Twitter reciben un 55% más de atención que los de sólo texto. Y efectivamente, los posts con gifs animados mejoran estas cifras. Así, un gif de vez en cuando para acompañar tus mensajes más importantes, es una buena apuesta.

 

Contar una historia

Un gif animado es, a efectos de consumo, un vídeo corto. Y los vídeos cuentan historias. Puedes contar un chiste o puedes contar por qué tu empresa mola o el producto que vendes es lo más. Un teaser de una película o un videojuego, el anuncio del lanzamiento de un nuevo producto, la apertura de un local, son ideas que puedes contar en 3 segundos de gif animado seguramente de forma más efectiva que en un vídeo más largo. Pero también puedes mostrar los pasos de una receta, un breve tutorial… las posibilidades son incontables. Y se mueven.

gif animado marketing

Enseña tu producto

¿Te acuerdas del típico vendedor de aspiradoras que viene a tu casa a enseñarte cómo su aparato recoge el polvo? Bueno, sin llamar a tu puerta, cualquiera te puede enseñar rápidamente con un gif en qué consiste su producto y cómo funciona. Lo mires por donde lo mires, mucho más ilustrativo que esas figuras de las instrucciones tradicionales que nunca se corresponden del todo con la realidad.

 

Viralizar

Es el sueño de todo creador de contenidos y los gifs parten con una clara ventaja con respecto a sus hermanos más seriotes. Pero esto no quiere decir que cualquier cosa que se mueva vaya a ser un éxito. Por mucho sea un formato ameno por definición, para que alguien difunda un contenido comercial éste tiene que ser realmente divertido o creativo. Quien retwitea un gif animado es porque quiere hacer suyo ese contenido, pues es tan bueno que quiere ser el encargado de mostrárselo a sus amigos. Lograr algo así y que a la vez obedezca a tu estrategia de marketing no es sencillo.

 

Referenciar a otros medios

Si has realizado una campaña audiovisual y tienes vídeos ya hechos, sintetizarlos en un gif es una buena forma de dar continuidad a esa campaña sin repetirte y transmitiendo que entiendes que cada medio tiene su propio lenguaje. Y puedes aprovechar para darle un toque extra de frescura o humor. ¿Un vídeo corporativo de varios minutos en redes sociales? Buena suerte con eso.

 

Aportar contenido

Sin duda lo mejor será crear un gif animado que guste a la gente, que divierta, que impacte y que convenza. Pero también puedes elegir entre los miles de gifs que ya hay creados y adaptarlos a tu mensaje. Si has visto un gif que puede triunfar entre tus seguidores aunque no venda tu marca, compártelo. Eso también es marca. Además, el Robert Redford leñador siempre va a apoyar tus argumentos.

robert redford

Resumiendo, el gif animado es una potente herramienta que utilizar, junto al resto de posibilidades que los formatos gráficos nos ofrecen, para hacer nuestros mensajes más atractivos.

Por cierto, ¿sabías que “GIF” se debe pronunciar más bien “YIF”?

Deja un comentario

Comentario