en Comunicación

Ingresos pasivos, sembrando para ganar dinero online

Existe una forma de ganar dinero online que desafía la idea tradicional del salario. Los llaman ingresos pasivos porque generan beneficios a lo largo del tiempo con tan sólo un esfuerzo inicial. En este post vamos a ver si merecen la pena y qué tipo de ingresos pasivos podemos generar online.

ingresos pasivos

Los ingresos pasivos son aquellos que se reciben sin necesidad de tu presencia física ni actuación directa. Tú creas o ideas algo y te pones a venderlo de forma que te genere ingresos a lo largo del tiempo. Qué chollo, ¿no? Es un concepto tentador, pero como todo en esta vida, tiene sus virtudes y sus limitaciones. Por eso me he animado con este post para ver en más profundidad qué son los ingresos pasivos.

Ingresos pasivos vs. ingresos activos

Para definir ingresos pasivos, lo mejor es contraponerlos a los ingresos activos, que conocemos mejor. Trabajar de 9 a 5, cada día, de lunes a viernes y obtener un salario fijo, eso son ingresos activos. Obtenemos ingresos por las horas invertidas y cuando ese ciclo termina (porque nos vamos o nos despiden), ya no nos pagan más.

Lo podemos resumir en: Trabajamos X horas, nos pagan Y, hacbendo una relación clara entre ambos conceptos.

Los ingresos pasivos en cambio, no se reciben por horas dedicación. Tú dedicas un esfuerzo a generar algo y a venderlo. Nadie te ha impuesto el tiempo que tienes que dedicar a ese esfuerzo inicial, ni en qué horario tienes que ejecutarlo. Y una vez hecho, no tendrás que trabajar más para ver cómo te llegan ingresos por esa vía concreta.

Se trata de cambiar la clásica equivalencia de tiempo por dinero a valor por dinero. Que no deja de ser dedicar tu tiempo, pero de un modo diferente en el que procuramos dotarle de un valor mayor.

Y como ya imaginas, el valor es algo subjetivo porque las necesidades humanas no tienen porque ser las mismas ni siquiera ser lógicas.

Ventajas de los ingresos pasivos

Las ventajas están más o menos claras desde la definición:

No hay jefe

Eres tu propio jefe, nadie te dice qué hacer.

No hay horario

¿Que no te gustan las oficinas? Trabaja desde casa. ¿Que por lo que sea te viene bien trabajar a deshoras o no tener un horario fijo? Adelante. En el mundo de los ingresos pasivos, tú decides lo que te conviene.

Por esto mismo, si logras generar ingresos, no importa que te pilles una gripe o te vayas de vacaciones. Seguirás ingresando dinero mientras te lamentas en la cama o te tuestas en la playa.

No hay un límite

Si en hacer un trabajo para un empleador tardas 1 hora, cobras esa hora. Si dedicas una hora a los ingresos pasivos con éxito, podrías cobrar por esa hora durante meses o años.

Así, con una nómina siempre vas a tener un sueldo determinado, ya seas un campeón en lo tuyo, no puedes dar físicamente más de ti mismo. En cambio, los ingresos pasivos te permiten vender de forma ilimitada.

No nos vamos a engañar, tienes que saber dar con la tecla, pero si lo consigues, tú te llevarás los frutos del trabajo bien hecho. Un día podrían comprar tu producto 4 personas o 1000 y en el segundo caso, recibirías una cifra imposible de obtener mediante ingresos activos.

Limitaciones a los ingresos pasivos

Ya sabes que no me gusta edulcorar las cosas y por tanto, has de saber que no todo en el mundo de los ingresos pasivos son ventajas ni esto es dinero que venga del país de la piruleta.

Has de esforzarte

¿Más o menos que en los activos? Pues mira, eso depende del tipo de persona que seas. Ya sabes que hay a quien se le dan mejor los trabajos mecánicos, hay a quien se le dan mejor los trabajos creativos, hay quien prefiere los trabajos al aire libre y hay quien los prefiere en oficina. No todos somos iguales y no todos somos aptos para todo.

El caso es que mucha gente lee ingresos pasivos y piensa: “o sea, que esto es trabajar una vez, retirarme y cobrar para siempre. ¡Menudo chollo!”. Y hombre… pues no, para nada.

Has de interesarte por el marketing

Cuando trabajas en una empresa, a las órdenes de alguien, no tomas grandes decisiones de negocio. Haces lo que te dicen y si la empresa va mejor o peor (dentro de lo razonable), tú recibirás tu sueldo igual ese mes. Con los ingresos pasivos, tú decides lo que creas y tú decides cómo lo vendes o cómo optimizar esa venta. Y en ese tipo de estrategias te juegas tanto tu retribución como en la calidad de tu producto.

Has de generar trabajo

No pienses que vas a hacer 4 ebooks y vas a vivir de ellos a cuerpo de rey. Con los ingresos pasivos tienes que generar mucho trabajo precisamente porque las ganancias van a ser irregulares. Quizá de esos 4 ebooks, 1 te va bien, otro te va regular y otros dos no te dan nada. Y con eso no te va a dar para tener un sueldo para toda la vida, precisamente. A lo mejor para pagarte los cafés. En resumen, hay que sembrar muchas posibilidades para que algunas te salgan rentables.

Empezar puede ser duro

En el fondo, comenzar a generar ingresos pasivos es como poner en marcha un negocio. Nadie te conoce, tienes todo por hacer y no puedes esperar generar dinero desde ya. Tendrás que trabajar y trabajar para, con el tiempo, ver cómo algunos de tus esfuerzos dan fruto. O sea, no es la mejor alternativa si necesitas dinero ya.

 ingresos pasivos pros y contras

 

Fases para la generación de ingresos pasivos

Encuentra un nicho: La primera parte para generar ingresos pasivos es encontrar un nicho, algo que creas que hace falta, que no existe o si existe no es muy visible.

Crea el producto: Ponte manos a la obra y crea ese producto. No necesitas tener una fábrica. Ten en cuenta que aquí no estamos hablando de crear cafeteras industriales, sino de cosas al alcance de cualquiera, en su casa. Un ebook, un poster, una camiseta, un curso de vídeo… también vale comprar productos y revenderlos con alguna modificación, no es necesario reinventar la rueda.

Véndelo: Necesitas hacer que la gente llegue a tu producto. Esto lo puedes hacer con un blog, con SEO, con presencia en redes sociales, con SEM (Adwords, Facebook Ads), marketing de contenidos, una mailing list o con una mezcla de todo.

Ofrece servicio al cliente: Sí, los ingresos son “pasivos” y las ventas se generan sin que tú trabajes cada vez, pero eso no quiere decir que no necesites una buena reputación para seguir vendiendo. Responder las dudas y en definitiva, tratar bien a tu comprador, siempre es una buena inversión.

Mejora tu producto: Todo se puede mejorar. Normalmente, a la hora de generar ingresos pasivos buscaremos la atemporalidad, porque eso nos garantizará un rendimiento más sostenible de nuestro trabajo inicial. Pero todo cambia y es susceptible de actualizarse. Si por ejemplo hacemos una guía de WordPress, habrá que incluir las novedades que introducen las nuevas versiones. Incluso si hacemos algo que no parece que haya que cambiar nunca, como una novela, será conveniente al de cierto tiempo revisar la portada por si se ha quedado anticuada, etc.

Ingresos pasivos, una constante en la industria cultural

Así que ingresos pasivos no son ni más ni menos que el dinero que obtenemos de productos, obras o trabajos ya creados con anterioridad.

Aunque a muchas personas esta idea les puede resultar extraña, en realidad los ingresos pasivos no son una cosa nueva; han existido toda la vida.

Cuéntaselo a un escritor. Él escribe un libro y tras un proceso, lo pone a la venta llevándose un porcentaje de cada venta. Esto son ingresos pasivos también. Una persona crea un producto y una vez que ese trabajo ya está terminado, sigue generando ingresos a lo largo del tiempo. ¡Bingo!

Ejemplos de ingresos pasivos en Internet

Sin embargo, cuando hablamos de ingresos pasivos hoy en día nos referimos, sobre todo, a los generados en el entorno digital. O al menos es de lo que yo te hablo en este blog. 😉

Blog

Crear un blog y poner en él publicidad es una forma. Si lo complementas con marketing de afiliación, ya son dos formas en una.

Dando con un buen nicho, puedes conseguir a lo largo del tiempo tener unos ingresos que podrán aumentar o disminuir dependiendo de tu tráfico.

Youtube

Ya sabes, esa plataforma de vídeo que ha creado incluso un nuevo nombre de oficio, algo que hace unos años nos sonaría ridículo. Youtube paga por visitas de modo que también es un ingreso pasivo, tú subes vídeo y eso echa a andar. Aunque también es cierto que la actualidad juega un papel fundamental y la competencia es feroz. Tampoco vale todo el mundo para ponerse ante una cámara y editar vídeo.

Ebooks en Amazon

Es una marketplace enorme y subir un libro es muy fácil, así que sea cual sea tu temática no tienes excusa. Si sabes algo de diseño editorial, puedes hacer tu libro en InDesign. Si no, lo haces en Word y Amazon tiene una herramienta que te lo convierte al formato del Kindle. Con la portada pasa lo mismo, aunque no seas un experto en diseño, Amazon te ayuda a crearla, algo muy importante para que tu libro destaque. Eso sí, el mercado está muy copado así que busca bien tu nicho y no esperes que Amazon lo venda por ti, muévelo todo lo posible.

Infoproductos en Gumroad

Uno de los productos estrella de los ingresos pasivos son los infoproductos. Los infoproductos son información en un soporte digital, contenido de calidad que puedes vender. Pueden ser también e-books, generalmente en formato de guías que ayuden a conseguir algo, videotutoriales, podcast o cualquier medio que se te ocurra. Aunque también podría ser material más artístico.

Gumroad es una buena plataforma para vender infoproductos, porque puedes desde vender pdfs sin más, hasta vender suscripciones o realizar preventas. Y puedes integrar la compra desde tu web, lo que siempre va a quedar más fino en cuestión de branding.

Otra plataforma para vender tu producto y con la que además puedes conseguir que otros lo vendan por ti es la red de afiliados Clickbank.

Cursos y materiales educativos

Los cursos online son algo al alcance de cualquiera que maneje unos conocimientos que pueda compartir y que otras personas busquen. Aunque no te veas a ti mismo como profesor, seguro que sabes bastante de algo que puedes explicar. Su creación es relativamente fácil en el aspecto técnico, tan sólo maquetar o grabar y editar, es decir, que podrías hacerlos con un ordenador en casa.

Para vender estos productos puedes tener tu propio blog (y de este modo, podrías ir sumando diferentes vias de ingresos pasivos) o basarte en plataformas externas.

Con estas plataformas, los pros y contras están claros. Por un lado, vas a crear tu curso de forma más rápida y tanto en estructura como en diseño te puede quedar más profesional. Por otro, tan sólo te vas a llevar una comisión, ya que la plataforma no es tuya. Si no tienes ninguna experiencia, te recomendaría hacer uso de ellas. Con el tiempo, quizá puedas desarrollarlos por ti mismo.

En cuanto a plataformas, tienes dos modelos. Estaría el de Udemy, donde tú subes tus contenidos y creas un curso uniformizado con sus estándares, pero ellos se encargan de la gestión, incluidos los pagos que siempre son lo más complejo. Y también el de Teachable, que te permite mayor control y flexibilidad sobre tu curso, pero va a recaer en ti un mayor peso de trabajo después de haberlo subido.

También tenemos Tutellus como plataforma española, lo que sería una buena alternativa si como he leido por ahí no tuvieran reputación de que les cuesta pagarte.

Artesanía con Etsy

Si eres habilidoso con tus manos, Etsy te gustará. La plataforma es una gran comunidad de creadores en la que encontrarás sobre todo productos creativos de bisutería, cerámica, madera o téxtil. Digamos que prima lo físico y creo que esa es la razón por la que ha triunfado en estos tiempos tan digitales.

Etsy se lleva una pequeña comisión de cada venta y eso sí, tú tendrás que ocuparte de dar atención el cliente y de hacer los envíos.

Ingresos pasivos como diseñador

Uno de los nichos más nutridos de alternativas para generar ingresos pasivos es el del diseño, hablando en genérico. Todos los creadores de contenido buscamos a menudo recursos de diseño para ilustrar nuestros textos, ¡aprovéchate de ello! Puedes:

Crea merch online

Separo esta sección de la de diseñador porque no tienes necesariamente que ser diseñador para crear merchandise online. De hecho muchos diseños que se venden están basados simplemente en texto, una frase ingeniosa o eslogan.

Existen muchas plataformas para vender merchandising online con sólo subir tu diseño. Zazzle, Cafepress, Threadless, La Tostadora en el mercado español… pero hay dos que destacan ahora mismo:

  • Una es Merch by Amazon, cuya ventaja es que tus productos estarán en la mayor tienda del mundo y su desventaja es esa competencia. Sólo vende de momento en EE. UU., pero tú puedes registrarte desde casi cualquier país. Eso sí, el registro es algo lioso y tardan en darte de alta.
  • La otra es Redbubble, mucho más sencilla de registrarse y ponerse a vender. Tengo un artículo completo sobre ella si quieres saber cómo funciona Redbubble para vender merchandising de forma sencilla.
meme ingresos pasivos

Si ésta es tu idea de los ingresos pasivos, va a ser que no.

No lo tengo claro, ¿esto ya funcionará?

Es normal que estés acostumbrado a trabajos de oficina habituales y todo esto de los ingresos pasivos te parezca raruno. Igual que con la moda del emprendimiento, hay mucho humo y mucho gurú hablándote de “libertad financiera” y de lo fácil que es todo esto. Sí, es muy facil querer emprender, pero sabemos que incluso buenas ideas fracasan estrepitósamente, así que no te dejes eclipsar por esas teorías.

Lo bueno de los ingresos pasivos de los que te hablo en el post es que requieren un riesgo nulo o mínimo. Y no se trata de que dejes tu trabajo habitual para generar ingresos pasivos, sino que dediques parte de tu tiempo libre a sembrar para quizá luego recoger.

No te digo que te vayas a hacer rico ni que puedas dejar tu jornada laboral así como así, pero puedes conseguir hacer algo de dinero con un proyecto que sea únicamente tuyo y cuyos beneficios irán directamente a ti (bueno y a hacienda 😉). Tú decides si te merece la pena intentarlo.

Deja un comentario

Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.