en Social Media

Kuku.io, la alternativa asequible a Buffer

El mundo del social media está dominado por unos pocos actores, pero a veces encontramos cosas muy interesantes en los márgenes. Kuku.io es una de las alternativas gratuitas a Buffer más convenientes que hay. Te cuento mi opinión de Kuku.io, la aplicación rusa con el plan gratuito más tentador de su segmento.

kuku-alternativa-buffer


Cuando hice el último brainstorming de temas de los que hablar en el blog -por cierto, me puedes sugerir temas en comentarios-, caí en la cuenta de que nunca he hablado de Buffer, una herramienta crucial para el social media manager. El caso es que pensé, “a estas alturas hacer una presentación de Buffer… voy un poco tarde, ¿no?”. Quién sabe, un día igual me animo, pero habiendo ya tantas guías de Buffer no me motivaba mucho a mí mismo escribir ese post.

Otra cosa que encontrarás a puñados son las clásicas comparativas -casi siempre poco concluyentes- “Hootsuite vs Buffer”, los gigantes de la gestión social media. Dos aplicaciones que compiten pero cubren necesidades algo distintas.

Yo en cambio te voy a hablar de Kuku.io una de las mejores alternativas a Buffer sobre todo para esos proyectos en los que no estamos sobrados de presupuesto. Y, aunque hacer una comparativa con Buffer no es la intención, vamos a entenderla mejor si vemos qué aporta de nuevo o qué le falta frente a una plataforma que conocemos mucho mejor.

De hecho, Buffer es una gran herramienta de la que su parte menos atractiva es que es de pago -lógico- y que la modalidad gratuita es muy limitante. Especialmente porque sólo te deja programar 10 actualizaciones por cada cuenta, algo que se te queda muy corto a nada que quieras implementar una estrategia de redifundir de contenido en Twitter.

Hace tiempo que busqué y busqué alternativas gratuitas a Buffer. Y me costó pero encontré una de la que hoy os quiero hablar, Kuku.io.

kuku.io

Así se ve la programación de contenidos en Kuku.io

Kuku.io, el plan gratuito del buffer ruso

Kuku.io no es un clon de Buffer, pero su funcionamiento es muy similar.

Si bien Kuku.io también tiene límites, su plan gratuito es mucho más generoso que el de Buffer. Por tanto, entra dentro de lo posible usarlo gratis como nuestro programador de redes sociales de confianza, cosa que con Buffer es poco viable.

El plan gratis de Kuku.io incluye:
– 50 publicaciones al mes
– 3 cuentas (de red social a tu elección)

El plan gratuito de Buffer (actualizado a marzo 2018) incluye:
– 10 publicaciones al mes por cuenta
– 3 cuentas (a elegir entre Twitter, Facebook y LinkedIn)

El plan gratuito de Hootsuite incluye:
– 30 publicaciones al mes
– 3 cuentas

Por tanto, Kuku.io con sus 50 publicaciones gana a las 30 que podríamos aprovechar tanto de Buffer como de Hootsuite. Pero, además, hay que tener en cuenta que no todas las redes requieren la misma frecuencia de publicaciones. Perfectamente nuestro Facebook puede pasar con una publicación diaria o cada dos días, mientras que nuestro Twitter puede requerir 3-5 tweets al día. Esto hace que sea mucho más eficiente 50 posts a distribuir como nosotros queremos, que un número similar pero ligado a cada red. Es muy posible que no te interese poner 10 contenidos en LinkedIn al mes, ¿verdad?

En definitiva, para muchos proyectos online, 50 publicaciones al mes libremente distribuidos será suficiente, haciendo de la versión gratuita de Kuku.io algo bastante más útil que la de Buffer. Mientras Buffer gratuito solo sirve para probar o hacer un uso muy reducido ligado al ámbito personal, a la versión gratuita de Kuku.io se le puede sacar más jugo.

 

Redes e interfaz de Kuku.io

En cuanto a las redes que admiten ambas aplicaciones son más o menos las mismas. Kuku.io tiene alguna más, aunque si quitamos un par de ellas para el mercado ruso que nos darán igual, nos quedarían 2 que sí pueden ser interesantes:

  • Telegram: En concreto canales de Telegram. Si tienes uno, con kuku.io podrás programar contenidos. Ya sabéis que por aquí somos muy de Telegram.
  • Tumblr: La ausencia de esta red de microblogging en Buffer es curiosa. Si bien no es la más popular para hacer marketing digital, algunos nichos podrían beneficiarse de su uso.

Por lo demás, ambas redes son muy similares en funcionamiento. El interfaz es parecido, siendo el diseño de Buffer más minimalista y basado en blancos y grises claros, mientras que Kuku.io introduce ese azul eléctrico y colores de acento como amarillo o verde, consiguiendo un efecto más desenfadado. Ambas permiten pegar enlaces, generar automáticamente la miniatura o cambiarla, subir imagen o vídeo, publicar lo mismo en varias redes o cambiarlo ligeramente para adaptarlo…

Buffer ofrece una pincelada de analíticas (básicamente te dice los likes, retweets, etc.) que Kuku.io no, aunque tampoco va a ningún lado. Nadie va a usar las versiones gratuitas si quiere funcionalidades avanzadas como ésta.

Por su parte, Kuku.io incluye inserción nativa de Emoji al escribir los posts, algo que aunque pueda parecer una tontería resulta muy útil a día de hoy y que me extraña que Buffer no cuente con ello. Los emoji son una cosa muy seria 😉

Otra cosa interesante que tiene Kuku.io es la creación de “Channels”. Estos canales son simplemente una forma de enlazar redes sociales que usemos juntas frecuentemente. Es decir, imagínate que tú has decidido en tu estrategia digital que todo lo que publicas en una página de Google+ lo vas a publicar también en Twitter. Para no tener que seleccionar ambas redes cada vez que quieres publicar, haces un grupo que incluya ambas y ya puedes usarlo combinado cuando quieras.

En éste vídeo puedes ver en acción Kuku.io, aunque trata de la versión esencial (de pago).

Kuku.io en resumen

No es que Kuku.io sea mejor que Buffer. Pero si necesitas programar tus redes sociales gratis y puedes prescindir de funcionalidades avanzadas como analíticas, Kuku.io es una buena solución. Con sus 50 publicaciones al mes, puede ser más que suficiente para cubrir un proyecto web que base su estrategia en pocas redes sociales, por ejemplo Facebook y Twitter.

Deja un comentario

Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.