en Comunicación

Landing Page para dummies. Claves para un aterrizaje perfecto

La Landing Page es un mecanismo fundamental para conseguir lo que quieres de tus visitantes. Una venta, un email, un feedback… toca primero analizar lo que pretendemos que el visitante haga para diseñar una página de aterrizaje a la medida. Sin embargo la Landing Page cuenta con unos elementos comunes que en conjunto crean una experiencia de usuario que lleva a la conversión.

landing page para dummies

Cada click a nuestra página es una oportunidad que hay que aprovechar en un delicado equilibrio entre lo que el visitante espera y lo que nosotros le ofrecemos. Por eso es tan importante el papel de la Landing Page o página de aterrizaje, porque va a ofrecer al visitante una impresión que nos va a permitir convertir.

¿Qué es convertir? Se le llama convertir en términos de marketing a conseguir que el visitante realice la acción que nosotros queremos. La acción para la que hemos diseñado esa landing. Por ello, la Landing Page variará según si queremos que el visitante realice una compra, nos deje su correo electrónico, conteste a una encuesta, etc.

No obstante hay unos rasgos comunes a casi todas. Conviene tenerlos en cuenta pues suele ser un aspecto descuidado y a menudo poco optimizado.

Así que vamos a despiezar una Landing Page para ver cómo funciona de forma exitosa esta conjunción de elementos.

 

1. El Titular

Qué sorpresa ¿no? Como en tus posts, como en tus emails, como en cualquier comunicación de marketing, es imprescindible un titular contundente y que llame la atención.

Tu titular debe invitar a seguir leyendo y si no lo hace, estás perdido. Contrario a lo que a veces se cree, es mejor un titular intrigante que uno informativo. Imagina que vendes algo muy cotidiano, muy normal. Tu producto es realmente mejor, crees en él, pero tienes mucha competencia. No puedes conformarte con un titular que lo describa objetivamente, tienes que suscitar interés. Pronto tendrás espacio para explicarte.

 

2. El subtítulo

Subtítulo al rescate. Éste es el espacio perfecto para que concretes, matices o aclares la información del titular. Tienes que contar qué es tu producto y qué problema va a resolver.

También puedes usar el subtítulo de forma persuasiva, aunque es un riesgo. Si tus clientes aún no conocen tu producto, lo mejor es que se lo pongas fácil.

 

3. Una buena imagen

Steve Jobs dijo “Dadme una buena imagen y moveré el mundo”. Bueno en realidad era un punto de apoyo y fue Arquímedes. Me lo he inventado todo, salvo que la imagen es importantísima en tu Landing Page. 😜

Lo que sucede con la imagen es un proceso inconsciente. Y la inconsciencia créeme que influye mucho en una conversión. El visitante va a escanear tu página nada más entrar, antes de leer tus cuidados título y subtítulo. ¿Y qué le va a entrar por el ojo?

Te aconsejo huir como alma que lleva el diablo de las fotografías de stock de siempre. Manos estrechándose, gente guapa posando en despachos… a ver, un poco de cordura, nadie pone cara de vacaciones en el Caribe mientras mira Excels. Esas fotos son en el mejor de los casos risibles y en el peor, un aburrimiento.

Hoy en día hay páginas con fotos stock muy buenas y gratis. Y también podemos hacer nuestras propias fotos o crear mockups con nuestro producto. Cualquier cosa va a lucir mejor que una foto de guiris encorbatados.

 

4. CTA, la clave de tu Landing Page

Estás planeando toda tu landing page en torno a que el usuario haga una cosa. ¿Cuál es esa cosa? ¿La tienes en tu cabeza? Ok, pues ahora cuéntaselo a ellos.

En serio, uno de los mayores problemas del marketing online se produce cuando uno mismo interioriza lo que los visitantes deben hacer pero no sabe transmitirlo. No podemos esperar que la gente haga en nuestra web lo que nosotros queremos, sin más. Si tu entras en una web y no te das cuenta de que venden algo, no te animan a la compra o no te lo ponen fácil, nunca lo comprarás.

Por eso las Landing Page tienen un enlace a la acción deseada. ¿Dije un enlace? No, es más bien un botón bien visible en la parte superior de la página (antes de hacer scroll) que capte la atención. Pero tampoco te pases de rosca y pongas un banner gigante de “COMPRA YA”, tienes que insertarlo en un diseño compensado.

landing_comic

 

5. Beneficios

Detalla las bondades de tu producto ya sea en una descripción breve o mediante un listado. Lo segundo suele funcionar mejor y es más fácil si no eres un gran copywriter. En cualquier caso estamos hablando de dos tipos de items:

  • Características: son las cualidades objetivas de tu producto como qué es, de dónde proviene, qué función realiza o de qué está hecho.
  • Beneficios: son las formas que lo que ofreces tiene para satisfacer las necesidades de tu visitante. Por ejemplo cómo le hace la vida más fácil o soluciona sus problemas.

Aunque todas las compras las realizan personas, no consumimos igual para uso personal que en el entorno empresarial. Por eso se recomienda centrarse sólo en las bondades del producto cuando nos dirigimos a un consumidor final (B2C), mientras que si nos orientamos a empresas (B2B) es preferible un equilibrio entre bondades y características objetivas ya que la compra será más razonada.

 

6. Texto

Los elementos hasta ahora vistos forman parte de un gancho principal que ha hecho a tu visitante quedarse a obtener más información. Si tu Landing Page pasa esas pruebas, tu visitante llegará a leer este texto en el que le cuentas más acerca de ti y de tu producto.

La clave aquí es aportar información de modo que lo que estás presentando al visitante parezca tangible y fiable más allá del gancho verbal y visual, así que procura dejar las cosas claras.

Un recurso muy utilizado es combinar este texto con imágenes, generalmente de tipo icono, que ayuden también a saber qué dices en cada párrafo. Así se crea una especie de infografía simple de cómo funciona tu producto o sus diferentes usos.

 

7. Video

Una Landing Page con vídeo resulta mucho más atractiva y hoy crear vídeo no es complicado. Incluso si para ti lo es, invertir en un vídeo es muy interesante, porque no hay presentación más efectiva para tu producto. Para el visitante, consumir un vídeo es mucho más cómodo y directo y con la imagen en movimiento y el audio puedes generar una sensación más potente que la meramente textual y visual.

Hazlos cortos, más de 3 minutos ya es demasiado. Si no sabes explicar y vender tu producto en ese tiempo, algo va mal. Ten en cuenta que la información a incluir es prácticamente la misma que incluirías en el texto de tu Landing Page.

 

8. Testimonios

Una vez que sabemos lo básico sobre un producto, ¿qué hacemos antes de comprar? Ver lo que dice la gente, las opiniones. Nos fiamos mucho del factor humano, lo que llamamos el Social Proof. Claro que a ti te gusta tu producto, vas a sacar dinero de él. ¿Pero hay otra gente dispuesta a dar la cara por él?

Localiza usuarios contentos con tu producto que quieran decir en un par de líneas lo que más les ha gustado acerca de él. Si no tienes clientes satisfechos aún, puedes hacer llegar tu producto gratis a personas con cierta influencia en tu sector a las que creas que les gustará. Si no tienes otra cosa, también puedes echar mano de algún amigo a quien le guste lo que ofreces, pero que hable de tu producto, no de lo majo que eres. 😉

 

9.  Contacto

No sé tú, pero yo cuando alguien me quiere vender algo, analizo la web en modo detective. Si las opciones de contacto están ocultas o no existen, mi barra de confianza baja drásticamente. Lo percibo como una forma de esconderse, de no querer dar la cara por su producto.

No peques de algo así, pon un contacto claramente en la landing page para recibir consultas de cualquier tipo. Y aún cuando no las recibas, vas a ofrecer una imagen más profesional y creíble.

¿Mejor un formulario o un contacto directo (email, móvil…)? Ante la duda, mejor habilitar todas las opciones. También puedes implementar un chat para fomentar la conversación con el posible cliente, últimamente es un recurso muy usado.

 

Aunque en este post nos estamos centrando en los elementos de la Landing Page y no en el diseño, aquí tienes un simulacro de landing page con todos estos elementos.

landing page infografía

Esquema de una Landing Page (Dolan Turmp no incluido con el producto.)

 

Siguiendo estos pasos conseguirás una Landing Page profesional, atractiva y lo más importante, que genere conversiones.

Si tienes una landing page o tenías en mente crear una. ¿Contabas con todos estos elementos?

 

Deja un comentario

Comentario