en Comunicación

Sintoniza con tu audiencia a través de las playlists de Spotify

¿Cómo utilizar Spotify en una estrategia de marketing de contenidos?  Generando listas de reproducción de calidad llegarás a tus seguidores de una forma mucho más directa y emocional que con el blogging tradicional. La base del marketing con Spotify es crear playlists que conecten con tu público.

marketing de contenidos con spotify

En el blog hemos visto cómo hacer las cosas bien en Facebook, Twitter, LinkedIn o Instagram, pero existen aspectos que a menudo no metemos dentro del social media. Creemos que al generar sobre todo contenido textual en nuestro marketing de contenidos, hay servicios más audiovisuales que se nos quedan un poco al margen. Pero aunque seas un redactor, dejar por ejemplo de lado Youtube es un gran error. Y esto nos lleva a un sospechoso poco habitual, el marketing con Spotify.

Spotify cuenta con más de 40 millones de usuarios activos y pese a ser una herramienta común de nuestro día a día, existen reticencias aún a usarlo en estrategias de marketing. Y ya se sabe, pocos competidores suponen siempre una ventaja para nosotros. Vamos a ver cómo usar Spotify en beneficio de nuestra marca.

 

La música, un contenido muy emocional

Esto es algo que, como bloggers, siempre tenemos que meternos bien en la cabeza. Si escribimos, el marketing de contenidos que nos sale más natural es el textual, pero contenido no sólo son artículos. Son también imágenes, documentos, vídeo y sí, claro, música.

La música es un instrumento muy potente para conectar con la audiencia, puesto que es tremendamente emocional. La música nos acompaña en nuestros diferentes estados de ánimo y nos ayuda tanto a potenciarlos como a cambiarlos. En otras palabras, la música está muy ligada a nuestros sentimientos y por tanto es buena para crear engagement.

Por otro lado, es un elemento muy instantáneo y al igual que la imagen, produce una reacción mucho más rápida e intuitiva si la comparamos con la palabra escrita. No necesita que la prestemos una gran atención, ella se hace notar.

Todo ello hace del marketing con Spotify algo más atractivo de lo que en principio parecía.

 

Las playlist, pilar básico del marketing con Spotify

Podríamos ver Spotify como un organizador de música, un Google de canciones. En Spotify hay un catálogo ingente de música y eso es genial. Pero mucha gente no sabe qué escuchar y eso es un problema. ¿Cómo podemos aportar una solución y a la vez construir marca? Con las playlists.

La propia Spotify bien sabe que su mejor forma de aportar valor son sus playlists. La marca hace tiempo que trascendió la clásica concepción de playlists de géneros (rock, pop, rap, electrónica…) para ofrecer playlists de estados de ánimo, que seducen mucho más a esa masa de oyentes que no se identifican con un estilo determinado. La cosa no acabó ahí, pues han acabado ofreciendo playlists en base a nuestros gustos y reconozco -y soy muy exigente con estas cosas- que aciertan mucho.

playlists de spotify marketing

Spotify ofrece playlists para estados de ánimo y actividades varias

 

Así que, haz como Spotify y crea playlists para tus usuarios. Aquí algunos tips.

  • Personalízalas al máximo:
    1. Nombre con gancho (40 caracteres máximo)
    2. Imagen molona (640x640px)
    3. Descripción atractiva. (200 caracteres máximo)
    Piensa en cómo se verá al compartirla en las redes sociales.
  • Prima calidad a cantidad: Si tu marca no tiene una relación directa con la música, nadie va a esperar que hagas playlists constantemente. Céntrate en playlists muy bien cuidadas y sólidas.
  • Prima la concreción: Este es un error de concepto común en el que mucha gente cae, en cualquier aspecto de la vida. A menudo pensamos que más es mejor, que la cantidad maquilla los posibles defectos. Pero los principios de la curación de contenidos dicen justo lo contrario. Curamos contenido precisamente porque hay un exceso de información y queremos solucionar ese problema. ¿Para qué vas a hacer una playlist de 5 horas si nadie va a poder escucharla del tirón? ¿Para aparentar que lleva mucho trabajo? No, mucho mejor haz playlists de duraciones moderadas (piensa en lo que dura un disco o un disco doble) y con contenido (canciones, en este caso) que sea lo más top de todo que te has encontrado.
  • Prima la atemporalidad: Aunque una playlist de villancicos puede parecer una buena idea, vas a tener que competir con cientos de ellas. Si puedes ofrecer un enfoque diferenciador, bien. Si no, mejor olvida efemérides demasiado señaladas.
  • Aporta utilidad referida a tu producto: Como en todo marketing de contenidos, el mayor beneficio lo obtendrás de ligar la utilidad de la playlist a tu producto. Tiene sentido que una marca de zapatillas haga música para correr o que una marca de ropa ponga la música que suena en sus tiendas. Quizá en tu caso no sea tan fácil, pero la originalidad es parte del reto.
  • Construye tu marca: Esto no se trata de que cures música guay sin más. Tal vez te encante la música trap, pero a no ser que tu empresa sea súper moderna, no querrás que tus clientes asocien tu marca con los clichés de ese estilo de música. Parecido te podría pasar con otros como el metal, el punk, etc que mucha gente puede ver como extremos. Lo que tienes que hacer es comunicar los valores de tu marca a través de la música.
  • Difúndela: ¿Has creado una gran playlist? Ahora compártela, anima a que sea escuchada y compartida. Ofrécela en tu web, en tus redes sociales e inclúyela entre el contenido de valor que envías en tu mailing list.
cocacola playlist marketing con spotify

Un ejemplo de branded playlist de Coca-Cola

Evitar ser spammer en Spotify

Siempre te digo que evites ser spammer en cualquier plataforma, desde el correo electrónico a las redes sociales. Y ahora pensarás, ¿pero cómo voy a ser spammer haciendo playlists? ¡Es imposible! Pues no, simplemente funciona diferente.

La práctica que se considera spam en el marketing con Spotify es hacer playlists que lleven al engaño. Tú puedes recopilar canciones, que para eso están ahí. Pero por ejemplo si haces una playlist llena de canciones de Rihanna y le pones una imagen de ella junto a tu logo, estarás dando a entender que Rihanna apoya tu marca o tenéis algún tipo de asociación.

  • Para evitar este tipo de situaciones Spotify recomienda nunca introducir más de una canción por artista en una playlist. A no ser claro, que cuentes con el beneplácito del artista en cuestión.
  • También propone no hacerlas muy cortas, estableciendo un mínimo de 20 canciones de artistas diferentes para que esa asociación quede lo suficientemente diluida.
  • Adicionalmente yo recomiendo usar un branding sutil, nada de plantar tu logo en grande en la portada de la playlist. Usa elementos corporativos más pequeños, juega con el uso de colores, transparencias, etc. Aunque la música se compre y se venda, sigue siendo arte y a la gente no le gusta notar un exceso de corporativismo en estos terrenos.

 

Las posibilidades de la playlist colaborativa

Si algo mola del branding digital es que no tiene por qué ser tan rígido. Y menos cuando estamos en un apartado tan lúdico como el musical. Las listas de Spotify se pueden hacer colaborativas. Esto significa que tus clientes pueden interactuar con tu marca añadiendo canciones a una de tus playlists.

Esto puedes utilizarlo por ejemplo para realizar concursos en Spotify. La marca de champú Herbal Essences ganó notoriedad al usar una playlist pública para que los usuarios añadieran su canción favorita que cantar en la ducha. ¿Qué tal premiar al usuario que encuentre la canción que mejor identifica tu nuevo producto? Este tipo de iniciativas lúdicas son las que más posibilidades tienen de compartirse y viralizarse.

 

En definitiva, la clave del marketing con Spotify está en las playlists. Así de sencillo y divertido puedes conseguir conectar mejor con tu público a través de la música.

Deja un comentario

Comentario