en Comunicación

Apps de mensajería. Sin noticias de Whatsapp

Las apps de mensajería online se han hecho un importante hueco en nuestras vidas. Tanto que un gigante como Whatsapp (1000 millones de usuarios en el mundo) es quizá la aplicación más común en los móviles españoles y la razón por la que muchos no podrían prescindir de su tarifa de datos.

alternativas a whatsapp, telegram, apps dde mensajeríagram

La cuestión es, ¿es Whatsapp la mejor alternativa? Muchos son los defensores de sistemas más marginales como Line o Telegram, que piensan que Whatsapp hace cosas mal y se está durmiendo en los laureles. Pero tampoco hay que ser simplistas, analicemos las ventajas de Whatsapp como producto respecto de su competencia:

  • Todo el mundo tiene Whatsapp.

Umm… ¿ya está? Pues igual no nos queda otra que ser simplistas. En efecto, Whatsapp no gana ni en diseño, ni en programación, ni en utilidades. Incluso con el aval económico que supone pertenecer a Facebook, se trata de una app perezosa en la innovación, que sólo basa su liderazgo de mercado en dicho liderazgo. Dicho de otro modo, como la mayoría de la gente usa Whatsapp, lo normal es seguir con Whatsapp y lo raro es cambiarse. Casi todos tus amigos están en Whatsapp. Es una realidad triste desde el punto de vista tecnológico, pero abrumadora.

 

Los gigantes asiáticos; juegos y stickers

Pese a que Whatsapp domina el mercado español como quiere, esto no es así en todas las partes del mundo. En Asia su cuota de mercado es ridícula frente a apps locales que tienen en común una visión dinámica de la mensajería.

Line

Uno de los competidores clásicos de Whatsapp es Line. ¿Su punto fuerte? Por banal que parezca, el uso de stickers. Admitámoslo, un alto porcentaje del uso que le damos a Whatsapp trata de conversaciones informales, flirteos, quedadas con amigos, esos siempre estimados (ejem) grupos de familiares y colegas de trabajo donde acaban recayendo todos y cada uno de los chistes que se ven por Internet… es un entorno dado a cierta frivolidad y los stickers son una forma original de llevar los emoticonos más allá. En este sentido cabe reseñar que Line es japonesa (aunque en España se ha estancado, su tirón en Asia es enorme) y ya sabemos como son los nipones inundando todo de dibujos animados. Pero tampoco hay que olvidar que Line permite hacer videollamadas, lo que hoy por hoy la acercan en una liga en la que de momento, ni Whatsapp ni Telegram compiten.

WeChat

De China procede otra app de poca presencia en el mercado hispanoparlante, pero con importantes cifras totales. Se trata de WeChat, que además de liderar el vasto mercado chino y superar técnicamente a Whatsapp (cosa no muy difícil, como ya vamos viendo) tiene sus alicientes. WeChat destaca por un mayor acercamiento al concepto de red social, con funcionalidades para conocer gente nueva de forma aleatoria y también potenciando el compartir imágenes con los amigos.

Con un modelo similar al de sus hermanas mayores, cabe también hablar de KakaoTalk, líder en Corea del Sur. Las tres tienen en común un concepto radicalmente opuesto al conservadurismo occidental de Whatsapp, pero también una apuesta por las extensiones de pago.

apps mensajería en el mundo

El negocio de las apps de mensajería se encuentra muy fragmentado. Fuente: Nexmo.com

Como observamos en el mapa, hay aplicaciones fuertemente ligadas a sus países de origen. Y no sólo se trata de lugares tan culturalmente lejanos como Asia oriental. Destaca como ejemplo Snapchat, de gran auge entre el público más joven en Estados Unidos y que, de momento, no pasa de la anécdota fuera de sus fronteras.

 

Telegram y el ‘geek power’

Aunque sigue siendo algo desconocido en términos generales, desde que Telegram apareció de manos del creador de VKontakte (el Facebook ruso), es el eterno aspirante a desbancar a Whatsapp. Esto lo corroboran los propios desarrolladores de Whatsapp que aunque tarde y a su manera, van incorporando funcionalidades que en un principio pusieron a Telegram tecnológicamente varios pasos por delante.

Lo bueno de Telegram es que no se ha quedado ahí y gracias a que se trata de software con código liberado, la comunidad de desarrolladores implementa mejoras, algunas de las cuales son añadidas al código oficial. Lo malo es que la aplicación de origen ruso ni se acerca a la cuota de mercado de Whatsapp, por mucho que sea la opción recomendada por expertos en informática. Y es que si Telegram destaca, es por ofrecer una seguridad más fiable y robusta.

Actualización abril 2016: Esto ha cambiado técnicamente con la incorporación del cifrado end-to-end por parte de Whatsapp, pero saber que la empresa pertenece al conglomerado Facebook, con la vulnerabilidad de tus datos personales que ello puede significar, no tranquiliza demasiado.

Actualización septiembre 2016: En efecto, ya es un hecho que Whatsapp comparte tus datos con Facebook, obligando al usuario a aceptar ésto si quiere seguir utilizando el servicio.

whatsapp telegram comparativa

Ventajas de Telegram frente a Whatsapp

Puede que seas un usuario de Whatsapp y pienses: “ya estamos con la cantinela del Whatsapp malo, Telegram bueno”. No se trata de tenerle manía a Whatsapp, que fue una app visionaria en su momento, sino de cuestionar si dada su inferioridad actual deberíamos seguir siéndole fieles. Seguro que si eres un feliz usuario de Whatsapp, no necesitas todas las ventajas que ofrece Telegram. Pero será difícil negar que alguna te vendría bien de vez en cuando.

  • La seguridad de Telegram es su punto fuerte. Destaca por sus mensajes cifrados y posibilidad de chats secretos, que se autodestruyen al de un tiempo. Tan seguros están, que abrieron un concurso animando a descifrar sus mensajes, lo que en el mundo de la seguridad informática es un reto muy osado. Nadie lo ha conseguido de momento. Whatsapp se puso las pilas en este aspecto y cifró los mensajes, pero al compartir sus datos con Facebook, la privacidad da un paso adelante y tres hacia atrás.
  • Permite enviar archivos de hasta 1,5 Gigabytes, es decir, podremos enviar prácticamente cualquier cosa por pesada que sea, siempre que nuestro 3G o Wifi respondan. Whatsapp se planta en 16 Megas.
  • Permite enviar archivos de todo tipo. Esto incluye un montón de extensiones restringidas en Whatsapp, desde gifs animados hasta pdfs, archivos de word, excel, photoshop… lo que quieras, vamos.
  • Tiene nicks o handlers, como twitter. ¿Qué significa esto? Pues que puedes hablar con alguien por Telegram sin necesidad de darle tu número de teléfono, un control importante para nuestra privacidad. Porque seguramente hay gente con la que queremos chatear pero no nos apetece que nos llamen, sobre todo si la acabamos de conocer.
  • Telegram es multidispositivo y cuenta con un cliente de escritorio para Windows, Linux y Mac. Y no sólo eso, sino que puedes acceder a tu cuenta vía navegador web con facilidad, todo ello vinculado a una misma cuenta, manteniendo contactos y mensajes. Whatsapp es dependiente de tu terminal y esto hace que incluso su cliente de escritorio necesita de la aplicación de móvil encendida de forma simultánea. Un atraso en los tiempos multiplataforma que corren.
  • Es más, al ser Telegram de carácter Open Source hay clientes alternativos al oficial que comparten su misma red y usuarios. Esto permite usar varias cuentas de Telegram a la vez en un mismo dispositivo, por ejemplo en un móvil con dual sim, sin necesidad de entrar y salir de tu cuenta.
  • Los emojis se ven potenciados con un buen puñado de stickers que nos dan mayor expresividad. Si te apetece, puedes descargarte expansiones adicionales de stickers de forma gratuita.
  • Telegram comienza a ser el paraíso del geek. Una de sus incorporaciones más excitantes son los bots, un conjunto de usuarios virtuales que se pueden invocar y cumplen funciones que van desde buscar imágenes a sintetizar mensajes de texto en audio, darte el pronóstico del tiempo o hacerte de agente de viajes, todo sin salir del interfaz de la aplicación. Con ellos, se abre un horizonte experimental tan divertido como prometedor, prueba de ello es su reciente incorporación al servicio de automatización IFTTT.
  • Por último los servidores de Telegram han demostrado en el tiempo que lleva, tener mayor velocidad y estabilidad que los de Whatsapp. Bien es cierto que esta ventaja hay que cogerla con pinzas, puesto que la cantidad de usuarios activos de Telegram (unos 100 millones) tiene poco que ver con los 1.000 millones de Whatsapp.

Podríamos hablar de otras bondades, como el buscador integrado de imágenes y gifs, una mejor personalización de las notificaciones, grupos que permiten un mayor número de miembros, canales, actualizaciones constantes y en definitiva, una sensación de una app mucho más profesional cuando paradójicamente se trata de una alternativa gratuita. Argumento éste que he preferido no listar, porque encontré bochornosa la polémica que hubo cuando Whatsapp anunció que iba cobrar -atención- 90 centimazos anuales. Whatsapp merece ser relegada por varias razones, pero desde luego no por un precio ridículo para el intensivo uso que se les da.

 

telegram vs. whatsapp meme

El papel que desempeña Telegram en muchos móviles españoles

Tal vez te interese, 10 apps básicas de Android

La guerra de las videollamadas

Hangouts

Hangouts es uno de esos productos de impecable factura técnica que Google no ha sabido vender del todo. Y mira que con su integración con las cuentas de Google y Android lo tienen fácil, pero Hangouts se ha visto probablemente perjudicada por la nebulosa Google+, esa red social que iba a ser todo y parece que ya no es nada. El caso es que Hangouts apuesta por aunar llamadas, sms, mensajería y videollamadas en un sólo producto, lo que suena muy bien, pero genera desconfianza al integrarse con los contactos de Google y no con los de nuestro teléfono. Clara competencia de Skype, hablamos quizá de otra liga, la de las videollamadas, pero todo apunta a que la convergencia con la mensajería textual es inevitable.

Skype

El clásico programa que democratizó las videoconferencias y el VoIP continúa en la lucha, respaldado por Microsoft. Sigue siendo la mejor opción para llamadas de larga distancia a través de Internet, pero  Hangouts le gana la partida en la integración con otros productos de su poderosa suite, como Docs y Youtube. En todo caso, Skype aún disfruta de una posición favorable similar a la de Whatsapp: los años que lleva en el negocio hacen que siga siendo referente, con usuarios fieles que no se van. Como del barco de Chanquete, vamos.

 

la cosa whatsapp meme

Algunos usuarios de Whatsapp se mantienen firmes.

El futuro es de los errores

Whatsapp supo estar en el lugar y momento adecuados y su volumen de usuarios le da una posición muy favorable pero, ¿se mantendrá? Todo apunta a que dependerá más de sus posibles errores que de los aciertos de la competencia. Cuando apareció Telegram más de uno vaticinó un trasvase drástico. En cierta medida sucedió, sobre todo alentado por sonadas caídas del servidor de Whatsapp, pero pocos desinstalaron ésta por no arriesgarse a perder contactos. De modo que para muchos Telegram, aún instalada, sigue siendo una app secundaria. ¿Alcanzará a Whatsapp a largo plazo? ¿Remontará en España la fiebre asiática de Line o WeChat? ¿Algún servicio disruptivo convertirá toda la batalla de la mensajería en una cuestión obsoleta? Y una última pregunta que a muchos nos quita el sueño, ¿por qué el sticker de Bob Marley en Telegram se ríe tanto mientras toma una taza de café?

 

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Comentario