en Comunicación

Cómo potenciar nuestro perfil de LinkedIn

LinkedIn es una red social profesional. Como el aspecto profesional es lo que la define, su tono es diferente, más serio, más comedido. Esto tal vez hace que muchos tengan un perfil en LinkedIn casi por obligación más que por gusto, lo que se traduce en una presencia muy pasiva de parte de su comunidad. Y ya se sabe que estar en una red por estar es tontería. Veamos pues, unas pautas sencillas para potenciar nuestra presencia en LinkedIn.

potencia presencia linkedin

Contactos, ¿muchos, pocos? ¿conocidos o no?

Uno de los aspectos más controvertidos de LinkedIn es la política de contactos. Durante mucho tiempo se ha predicado que sólo deberías agregar a gente que hayas conocido físicamente a través de tu actividad profesional o gente con la que quieras conectar con algún propósito concreto. Esto suena razonable y LinkedIn además trata de limitar las conexiones obligándote a indicar qué relación tienes con tu futuro contacto. Si realmente no hay relación previa, te ves obligado a marcar que es “amigo”, cosa que a algunos les puede echar para atrás cuando se trata de conectar con un completo desconocido.

La postura que se ha ido imponiendo y con la que comulgo, es que no te andes con tantos remilgos. Si un usuario con el que quieres contactar tiene 500 contactos, eso es que no es estricto en su política de conexiones. Conecta con él sin dudarlo. Si tiene 50 pues quizá sí que no te convenga intentarlo, ya que te arriesgas a que te tache como spam y si esto te pasara varias veces, aunque lo veo harto complicado, tu cuenta puede sufrir restricciones. En todo caso, si tienes una buena razón para contactar con él o ella, siempre puedes indicárselo en el mensaje que acompaña la petición. Personalizándolo un poco, la persona que lo recibe no se sentirá como un número más y sería muy raro que te tachase de spammer.

La cuestión de fondo es la de siempre en redes sociales. A más usuarios en tu red, más repercusión tendrán tus publicaciones, más gente verá tu perfil, etc. Una salida a esta encrucijada es localizar usuarios LION, que son usuarios que aceptan a contactos desconocidos con objeto de facilitar la conexión. Puedes localizarlos porque en su titular aparece la expresión”[LION]” y generalmente el número de contactos que tienen.

 

URL del perfil

Un rápido indicador para detectar a un usuario avezado en LinkedIn, es si tiene la URL personalizada. No es otra cosa que reemplzar un código “feo” por tu nombre y apellidos. Esto ayuda a que se te encuentre en Google y también queda mucho mejor al publicar tu perfil de LinkedIn en otros sitios (tu blog, una tarjeta de visita, twitter, about.me…).

Para conseguirlo, ve a la pestaña “Perfil”, pincha en el botón “Editar” y observa tu URL actual bajo tu fotografía. Eso es lo que quieres cambiar, de modo que tienes que pinchar de nuevo en el texto “Editar” que aparece a la derecha. Entonces te lleva a tu perfil público (esto es lo que ve de ti alguien que no es contacto o no tiene LinkedIn). A la derecha verás un cuadro “Tu URL de perfil público” y un link para personalizarla. Un poco escondido, ¿no? Por si acaso lo cambian de sitio, aquí las instrucciones oficiales.

url perfil linkedin

Recomendaciones y valorar aptitudes

En LinkedIn es importante el componente social doblemente ya que se da opción a que los usuarios que han trabajado juntos se valoren entre sí. Esto se puede hacer de dos maneras.

  • Recomendaciones: Lo que viene siendo la clásica recomendación pero en formato mini, un breve texto en el que un compañero, ex-compañero o superior hable de tus fortalezas como trabajador. Hay que procurar ser específico y no olvidar que es un texto que debería servir a terceros a interesarse por un curriculum. Es importante si realizas varias recomendaciones que no sean muy parecidas, deben revelar que sabes realmente cómo trabaja esa persona y no sólo que te cae muy bien y quieres echarle una mano.
  • Valoración de aptitudes: En nuestro perfil de LinkedIn habremos elegido unas aptitudes que resumen a modo de etiquetas lo que podemos hacer. Nuestros contactos pueden validar estas competencias y nosotros las suyas. Conviene hacer un uso razonable de esta opción. Es decir, hay que procurar ni ser excesivo (ej: como es mi amigo, le valoro todas positivamente) ni ser estrictamente recíproco (ej: como él me ha valorado 8 aptitudes, yo le valoro otras 8). No es creíble que tu conozcas a otra persona profesionalmente tan bien como para poder ratificar absolutamente todas sus aptitudes.

 

Grupos de LinkedIn

Si queremos contar con una presencia importante en LinkedIn no bastará con hacer una o dos publicaciones por semana (número aceptable, ya que los ritmos de LinkedIn no son los de otras redes sociales) o recomendar algo interesante que haya publicado nuestra red. Entrar en Grupos relacionados con nuestros intereses profesionales y generar debate es importante para formar parte de la comunidad. Puede dar un poco de respeto, pero simplemente se trata de compartir contenidos propios o ajenos sobre los que crees que se puede generar una conversación. Y por supuesto, aportar nuestro granito de arena a conversaciones de los demás. Todo es visibilidad y en el fondo, branding. Y si lo que hay no te convence, quizá encuentres un nicho y puedas administrar tu propio grupo.

 

Perfil en idiomas

Si dominas otro idioma además del materno, es posible que quieras que esta tarjeta de presentación que es tu perfil en LinkedIn esté también en ese otro idioma, tanto si buscas trabajo en el extranjero como contactos en países concretos. Esta opción también está un poco oculta.

Ve a Perfil y localiza el botón “Editar”. A su derecha aparece una flecha sobre la que deberás desplegar un menú y seleccionar “Crear perfil en otro idioma”. Aparte del nombre, que no modificarás salvo casos muy puntuales, te toca poner tu Titular Profesional en el nuevo idioma. Tienes libertad para traducir el que tienes en castellano o quizá te interese hacer hincapié en algo un poco diferente para tu audiencia de ese idioma. Posteriormente harás lo mismo con el extracto.

Para lo que sirve fundamentalmente tener un perfil en otro idioma es para que, por ejemplo. un francés vea tu perfil en francés. Es decir, los usuarios verán tu perfil en el idioma que ellos usen en LinkedIn, siempre y cuando haya coincidencia. Si no, lo verán en español. Para acceder al enlace a tu perfil en cada idioma sólo tienes que añadirle al final el código del idioma, por ejemplo:

https://www.linkedin.com/in/tunombre/en
https://www.linkedin.com/in/tunombre/de
https://www.linkedin.com/in/tunombre/fr

 

SEO en LinkedIn

Tu perfil en LinkedIn es parte importante de tu branding personal y hay que aprovechar sus capacidades SEO. No dejes de incluir en tu titular y extracto las palabras claves por las que quieres ser encontrado, así como enlaces a otros perfiles para tejer una red de presencia online. También en las descripciones de tu experiencia personal puedes introducir tus keywords. Si no tienes muy claro aún cómo quieres ser encontrado, prueba a comparar en Google Trends diferentes keywords que definan tu actividad y ver así que nomenclaturas se llevan más.

linkedin mejora perfil

Imágenes y links, personaliza tu perfil

LinkedIn es una red profesional y como tal, es sobria. Por eso mismo hay que aprovechar los resquicios que ofrece para aportar algo de chispa a nuestro perfil y hacerlo destacar. Podemos añadir elementos visuales a través de enlaces o archivos y así mostrar trabajos que hemos hecho, empresas para las que hemos trabajado, etc.

Y conforme escribo este post de blog advierto que LinkedIn nos brinda ahora la oportunidad de añadir una cabecera a nuestros perfiles, otro elemento de personalización que demostrará que estamos al tanto de lo que la herramienta permite.

 

Si sigues todos estos pasos tendrás un sólido perfil de LinkedIn que seguramente posicione bien a la hora de buscarte en Google. Ahora no te olvides de ir alimentándolo de vez en cuando.

Deja un comentario

Comentario