en Comunicación

Pocket, filtrando lo que lees (y compartes)

Pocket es una app enfocada a cualquiera que maneje información en Internet. Ya sea para organizar enlaces de uso personal, facilitarte la lectura cuándo y cómo quieres o como parte de una estrategia de curación de contenidos, Pocket es tu herramienta.

pocket filtrando artículos

Hoy quiero hablar sobre Pocket, una de esas apps que no se pueden recomendar lo suficiente. Gratis, ligera, versátil… Pocket es para mí una aplicación fundamental. Y lo es desde hace tiempo. Anteriormente conocida como “Read it later”, un nombre que lo dice todo, Pocket cubre una necesidad imperiosa para cualquiera que trabaje con información. Nos permite algo tan sencillo como guardar artículos que encontramos en nuestro navegar (por Google, redes sociales, Feedly o cualquier otra fuente) para dedicarnos a su lectura más tarde.

Esto importa porque en Internet tenemos toneladas de distracciones y si somos gente curiosa, querremos leer muchos artículos. Pero no hay tiempo y ciertamente no debemos hacerlo mientras nos dedicamos a actividades netamente productivas, es decir, mientras curramos. Recopilar los artículos prometedores con que nos topamos para poder acceder a ellos de forma cómoda en un momento dedicado a su lectura, nos facilita la vida.

Como no es oro todo lo que reluce, es posible que algunos artículos que tenían buena pinta, no sean para tanto. Podremos eliminarlos de la lista o más fácil, marcar favoritos los que sí queremos destacar para tener localizadas las mejores perlas de conocimiento que vamos encontrando.

Sobre el funcionamiento no me voy a alargar mucho más porque es la interfaz es muy intuitiva y funcional.

 

Pocket y el multiplataforma

Pocket es gratis y conveniente, pero sobre todo lo que importa es que es multidispositivo. Esto es, que funciona en Mac, en Windows, Linux, Android, iOS e incluso en Kindle Fire, algo imprescindible para convertirse en nuestro repositorio de artículos para leer.

No sólo eso, podemos descargarnos los artículos al móvil y leer sin conexión. Esto significa que podemos añadir los enlaces que queramos desde nuestro ordenador y podremos leer sin wifi ni 3G, por ejemplo en el metro. A mí me viene ideal para esos momentos de pánico en que tu smartphone deja de ser tan “smart” sin su conectividad.

Para facilitar el agregar artículos sin esfuerzo ni necesidad de abrir la app, ponen a nuestra disposición extensiones para Chrome, Firefox y Opera que nos instalarán un botón para guardar artículos. Estos irán directamente a nuestra lista. Si no quieres recargar tu navegador con más plugins, tienes un bookmarklet que puedes arrastrar a favoritos para así añadir enlaces. Una forma menos ortodoxa para guardar artículos pero que puede ser útil en alguna situación, es enviar un link por correo electronico a add@getpocket.com.

Además, como Pocket tiene una API liberada, existen muchas otras apps con diferentes funcionalidades. Si no quieres complicarte pero te gustaría explorar algunas posibilidades de Pocket en combinación con otras apps o redes sociales, merece la pena usar el servicio de integración IFTTT. En el artículo del enlace ya hablamos de la posibilidad de guardar en Pocket tus favoritos de Twitter o de enviar a Buffer tus favoritos de Pocket, pero IFTTT cuenta con toda una sección de “recetas” para esta app.

lista de lectura en pocket

Así se ve tu lista de lectura en Pocket

Pocket y el modo de lectura

Una vez definido Pocket y sus características básicas, toca ahondar en su sistema de lectura. Cada vez que añades un artículo a Pocket, éste pasa a formar parte de tu lista personal. A dicha lista puedes acceder tanto via ordenador a través de Getpocket.com como en tu móvil con la app. Bien gestionada, ¡tu lista de Pocket puede ser tu magazine online favorito!. Curado por ti mismo para ti.

Además, Pocket te ofrece un interfaz de lectura propio con un diseño minimalista. No es obligatorio, puedes mantener el diseño original pero es muy recomendado a la luz de lo que ofrece:

  • Unifica el diseño de todos los artículos, propiciando una lectura más fluida e inmersiva.
  • Por defecto letra negra sobre blanco ofreciendo contraste y a buen tamaño para facilitar la lectura.
  • Sin embargo, permite cambiar este esquema de color así como el tamaño de letra para descansar la vista o adecuarse a tus preferencias sin dejar de lado la legibilidad.
  • Prescinde de todo lo accesorio del artículo original, como banners, barras laterales, popups, cajas de comentarios y otras distracciones. ¿Que la web original no era responsive? ¡A quién le importa!

El objetivo común es que sea agradable de leer y lo consigue. Incluso podemos escuchar el artículo si tenemos instalada una app de síntesis de voz (TTS). Y de todos modos, siempre incluye un link a la página original por si echas de menos algún elemento que su modo de lectura no haya interpretado bien.

ejemplo de pocket

Con la vista de Pocket nos ahorramos popups, banners, fondos que distraen, barras laterales…

El rol de Pocket en la curación de contenidos

Si Pocket aporta funciones muy interesantes para cualquiera que lea artículos en Internet sin mayor pretensión, resulta una herramienta fundamental en cualquier estrategia de curación de contenidos.

En Pocket, podemos volcar lo más interesante que veamos en otras fuentes como Feedly, listas de Twitter, LinkedIn, Medium, newsletters, Reddit… bueno, en realidad, lo que te de la gana. Allá donde quiera que tengas tus fuentes, puedes guardar el contenido que más te llame la atención para revisarlo después en Pocket.

 

Resumiendo, si aún no usas Pocket, te lo recomiendo porque:

  • Te facilita leer lo que verdaderamente quieres leer (filtro)
  • Te facilita leerlo cuando tú quieres (gestión del tiempo)
  • Te quita las penas del mal diseño y ux (comodidad)

Las tres cosas se reducen a una, ahorrar tiempo, haciendo de la lectura de artículos una experiencia más productiva, pero también más placentera.

Deja un comentario

Comentario