en Comunicación

¿Por qué debo usar Creative Commons?

Las licencias  Creative Commons están por todas partes, pero nosotros como creadores, redactores, bloggers, diseñadores, compositores… ¿por qué deberíamos usarlas en nuestra obra? En esta entrada te ofrezco algunas razones para usar Creative Commons.

razones para usar creative commons

Cuando elaboré mi entrada sobre Creative Commons, quise dejar claro qué era y qué no era, cómo funciona y por qué surgió esta alternativa al Copyright tradicional. El caso es que sólo con aquel planteamiento, ya me quedó un post bien largo. Me dejaba fuera algo importante: los motivos por los que cualquiera de nosotros deberíamos utilizarlo de forma cotidiana.

Este blog está con licencia Creative Commons. Y mi tiempo y esfuerzo me cuesta mantenerlo alimentado de contenidos. Pensar en temas, investigar, redactar, crear contenido gráfico… ¿lo pongo en Creative Commons porque no valoro ese trabajo?

Nada más lejos de la realidad. Lo hago porque confío en que es el mejor sistema para compartir conocimiento. Porque nadie debería tener que reinventar la rueda, sino que todos podamos mejorarla.

Ya ves, predico con el ejemplo. No se me ocurriría recomendar nada que no me aplique a mí mismo. Pero como no te tienes que convencer por lo que otros hagan, aquí te propongo 7 motivos de peso para usar Creative Commons.

 

Razones para usar Creative Commons

1. Todos generamos contenido

Antes, ser artista o creador era algo más limitado a gente que de verdad se lo proponía. No existían los medios de difusión actuales. Ahora, todos generamos contenido, más o menos, mejor o peor. Por ello, es cada vez más ridículo atribuirse una autoría que vaya más allá del aspecto moral. Yo desarrollo un tema porque alguien me ha apuntado una idea, tú haces una fotografía inspirada en una canción y el de más allá escribe un libro a partir de una reflexión vista en un tweet. Establecer el umbral entre influencia y copia es complicado, así que ¿por qué no derribar ese muro?

2. Prohibir es inutil

Pese a los empeños de gobiernos, alentados por entidades que forman parte de las antiguas estructuras de la industria, no se puede poner puertas al campo. Resulta un esfuerzo inútil. Ya no es sólo cuestión de que Internet haga difícil perseguir la copia de ideas, es que las nuevas generaciones vienen con otro chip mental a este respecto. Hoy los artistas que más triunfan se dedican a mezclar ideas ajenas para crear cosas nuevas. Y los artistas son la vanguardia de la sociedad, no merece la pena luchar contra lo imposible.

3. El beneficio es mayor

Miremos la botella medio llena. No estamos renunciando a nuestros derechos, estamos ganando el derecho a acceder a una base de datos que abarca toda la humanidad conectada. ¿Qué son nuestras ideas, nuestra creación, frente a las de todo el planeta?

4. Se promueve la igualdad

Facilitar el acceso a recursos tales como fotografías, música, etc. a todo el mundo promueve la igualdad de oportunidades. Tan sólo dependiendo de su buen hacer y no tanto del dinero, una ONG puede crear por ejemplo una gran campaña de marketing a partir de material en Creative Commons. O una empresa local puede con ingenio crear publicidad digna de una multinacional. Por no hablar del impacto en países en desarrollo.

5. Aumentan el progreso y la educación

Este argumento cae por su propio peso. A mayor libertad en la difusión de ideas entre un amplio número de personas y comunidades, mayores posibilidades de que se genere innovación y que gente con menos recursos pueda acceder a la misma educación que los que tienen mucho.

6. Favorecen el cumplimiento de la ley

Una de las razones para usar Creative Commons también es evitarse problemas legales. A nadie se le escapa que en Internet todo el mundo está utilizando contenido con copyright a sus anchas. Gente que coge imágenes de Google a lo loco, vídeos subidos a Youtube sin respetar los derechos de autor, etc. Lo más que se puede hacer es crear algoritmos que detecten ese contenido, que nunca van a ser del todo efectivos. Si la gente va a hacerlo de todas formas, ¿no es más sensato establecer un sistema menos restrictivo?

7. Agilizan la creación

Las licencias Creative Commons reducen trámites y gastos a la hora de licenciar una obra. Permiten a los autores centrarse más en la creación y menos en otros aspectos administrativos.

 

 

Y aunque he preferido dejarlo fuera del listado, podría decir que usarlas es tan fácil y rápido como elegir una licencia en la página web e indicarlo en tu obra.

Como ves, razones para usar Creative Commons hay de sobra. Quizá no siempre puedas licenciar tus obras de este modo, sobre todo si son obras en las que intervienen otros creadores no tan convencidos de esta filosofía. Por eso es bueno difundir estas ideas para que todos tengamos un conocimiento más exacto de qué es Creative Commons y por qué beneficia a la creación.

 

Deja un comentario

Comentario