en Cine, Comunicación, Cultura

Las series británicas molan más

Las series británicas tienen algo especial. Nos encantan The Sopranos, Six Feet Under o The Wire, series estadounidenses que rompen el molde, pero la sensación de frescura que suelen encarnar las series británicas no tiene rival. Con esta idea en la cabeza, aquí van mis 5 series «made in Britain» contemporáneas favoritas.

Desde el momento en que uno descubre que mientras aquí estábamos sumidos en una dictadura, en Reino Unido la televisión pública programaba las chifladuras del Flying Circus de los irreverentes Monty Python, se impone aquella coletilla de «nos llevan siglos de ventaja». La aparente ausencia de censura, la no necesidad de mantener las formas es la clave de que, incluso con presupuestos más ajustados y sin estrellas rutilantes curtidas en Hollywood (o quizá gracias a ello), sus series den en el clavo. El caso es que las sitcoms de la pérfida Albión resultan de media mucho más hilarantes que sus contrapartidas estadounidenses, a su lado tópicas e inofensivas. En cuanto a la acción y el drama, a menudo quedan mucho más naturales y desprovistas de la uniformización cinematográfica de la que a menudo, ni las grandes de HBO, prescinden. He aquí una lista de 5 clásicas contemporáneas de la producción serial en UK.

 

The IT Crowd

Tanto por su producción a cuentagotas como por su brillantez a la hora de llevar al absurdo una realidad que casi todos conocemos – ese disfuncional e incomprendido departamento informático de una gran empresa-, The IT Crowd conquistó a toda una generación afín a los chistes de nerds, góticos o jefes excéntricos. El histrionismo británico y esa absurdez heredada (el personaje de Reynholm es puro Monty Python) contribuyen a darle un carácter que se antoja imposible para una sitcom americana.

 

The Office

El perfecto ejemplo para marcar la división. Las 2 temporadas británicas de The Office UK son oro puro que dejan la versión americana en entredicho. Siendo el resultado de la americana verdaderamente notable e imagino que todo un escándalo por allí, la versión británica gana en acidez, indigestión y sobre todo, en vergüenza ajena. Esto último es la clave de esta envenenado mockumentary en plan serie de humor que no es tal. También el reparto resulta mucho más natural a la par que entrañable.

 

Derek

Tras The Office, Ricky Gervais ha tenido otras aventuras seriales, casi todas dignas de visionar. Pero es con Derek con la que nos emocionó a todos. El mismo adalid del humor negro y la incorrección política decidió encarnar a un personaje cándido protegido de la crueldad del mundo en una precaria residencia de ancianos. Si no se te sale la lagrimita, tal vez no seas humano.

 

Utopia

Utopia es una serie de ficción que apuesta por una imagen extravagante y un aire de comic que incide en su paranoica trama. Quizá su argumento no es para echar cohetes, pero engancha gracias a escenas perturbadoras bien ambientadas y personajes inestables de cuya angustia eres partícipe. Los norteamericanos ya han tomado cartas para tener su propia versión a cargo de HBO y David Fincher, buenos ingredientes pero veremos si tiene algo nuevo que ofrecer.

 

Black Mirror

Una joya de la ciencia ficción cuyo éxito está en mostrar lo cerca que las tecnologías nos ponen de situaciones absolutamente aberrantes para el género humano. Tratando diferentes aspectos de este horror tecnológico, hay capítulos más o menos lúcidos pero en casi todos se mezcla la fantástica potencialidad del progreso con el terrible uso que nuestros intereses egoístas pueden darle. El miedo cobra fuerza verdadera cuando lo sentimos a un paso y en Black Mirror sucede eso.

 

Como todas las listas, esta no es más que otro conjunto subjetivo marcado por las series que uno ha visto. Seguro que tú conoces otras más que dignas de pugnar por el top5. Soy todo oídos y ojos, aunque David Brent opine lo contrario.

davidbrent theoffice gif

Deja tu comentario

Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.