en SEO

Qué es la Canibalización SEO y cómo arreglar tus contenidos

Uno de los problemas más típicos de un proyecto SEO es la canibalización de palabras clave. Sucede cuando Google no tiene claro qué parte de nuestra web posicionar para una búsqueda y ofrece resultados múltiples o dudosos. Vamos a ver por qué la canibalización SEO es negativa y cómo solucionarla.

solucionar la canibalizacion SEO

La canibalización SEO es un concepto que te puede sonar extraño. ¿Qué tendrá que ver la gente que se come a otra con el SEO y las páginas web? Por suerte, no estamos hablando de algo tan dramático, aunque sí que puede traer serios problemas a tus webs. Pero tranquilo, porque puede solucionarse.

¿En qué consiste la canibalización SEO?

Se le llama canibalización SEO cuando, dentro de una misma página web, hay varias URLs o páginas compitiendo por las mismas búsquedas, es decir, que Google interpreta que todas ellas hablan de lo mismo. Esto es fácil de notarlo cuando por ejemplo para una búsqueda nos aparecen 2 o más páginas de una misma web en los resultados de Google.

¿Cuál es el problema? Pensarás y con razón. Si nuestro trabajo cuando hacemos SEO es aparecer en Google y conseguir que el usuario entre en nuestras webs en vez de irse a la competencia, ¿no será mejor tener cuantas más páginas en las SERPs mejor? Pensamos que es como cuando jugamos a la lotería: si en vez de 1 posibilidad entre 10 tengo 3, partiré con ventaja, ¿no?

Pues no exactamente. La canibalización SEO es una señal de que estamos confundiendo a Google, que debería tener clara cuál de nuestras páginas responde 100% bien a una intención del usuario determinada.

No obstante, hay que tomarlo todo con una pizca de sentido común. Si para una misma consulta conseguimos dos puestos muy arriba sin proponérnoslo siquiera, eso será genial porque estamos super bien posicionados y encima por partida doble.

Pero eso rara vez sucede, lo más normal es que nos pasen cosas como tener un resultado 5 y un resultado 9, por ejemplo. En este caso, si conseguimos darle al resultado 5 la fuerza que se nos va hacia el 9, probablemente podremos subir hasta el top 3, que es donde interesa estar. Dicho de otra forma, concentrando nuestra fuerza de posicionamiento, conseguiremos un único resultado pero más sólido y que por tanto nos traerá más tráfico que los dos resultados por separado.

En resumen, a no ser que estemos dominando las SERPs claramente, no nos conviene tener 2 o más resultados cuando podríamos tener 1 mucho mejor posicionado.

 

Ejemplos de canibalización SEO

Vamos a ver un ejemplo de canibalización SEO. Pongamos que tenemos una tienda online de zapatillas:

  • En nuestra tienda tenemos un blog con un artículo super completo de “zapatillas de running para mujer”.
  • Por otro lado, tenemos una sección en la tienda que es “zapatillas de mujer” y dentro de ella una subsección de zapatillas de mujer para hacer running.

Es decir, tendríamos dos apartados diferentes de nuestra web, con diferentes urls, pero que sin embargo tratarían el mismo tema. Google podría hacer catacroquer.

Otro ejemplo aún más claro sería cuando publicamos un contenido por partes, por ejemplo tres artículos con el mismo título “canibalizacion-seo-1”, “canibalizacion-seo-2” y “canibalización-seo-3”. Serían en principio 3 páginas pujando por posicionarse para lo mismo, o sea que competirían entre ellas, lo que resulta absurdo.

Como ves, un origen común al problema de la canibalización SEO puede ser no tener bien estructurada nuestra web, sus secciones y contenidos.

Sin embargo, los casos más problemáticos de canibalización SEO suelen no ser tan evidentes sino simplemente derivados de tener una web muy grande, con muchos contenidos que hemos ido generando de forma desorganizada a lo largo del tiempo.

Por otro lado, es realmente fácil caer en canibalizaciones cuando escribimos un blog de un nicho, pues estaremos dando vueltas a temas muy similares y será casi imposible que Google sepa diferenciar totalmente esos contenidos y por tanto, no cometer canibalizaciones.

 

¿Cómo saber si estoy afectado por la canibalización SEO?

A nivel básico o si tienes una web pequeña, puedes hacer tú mismo búsquedas en Google (siempre en modo incógnito) y detectar si varias de tus páginas rankean para las mismas búsquedas.

Pero cuando tienes una web más extensa (y cuando realmente la canibalización SEO se convierte en un problema) la cosa puede volverse más compleja.

Utilizando los comandos de búsqueda de Google podemos localizar todas las webs de nuestro sitio que atacan una palabra clave. En este caso, lo importante es que salga primero la página que quieres rankear, porque seguramente salgan a continuación muchas otras en las que simplemente hayas puesto enlaces hacia esa.

site:misitioweb.com "canibalización seo"

Otra forma es utilizar Google Search Console, cuyo panel te permite filtrar las búsquedas por las que se llega a tu página web y así ver si hay busquedas para las que tienes dos o más páginas peleando. Debemos ir a Consultas y poner la búsqueda clave. Una vez entremos en ella, vamos a la pestaña Páginas.

canibalizacion search console

Si usamos herramientas como Ahrefs o Semrush podremos ver para qué palabras clave estamos rankeando y con qué webs, de modo que también veremos si hay canibalización.

Pero quizá la mejor herramienta para detectar posibles canibalizaciones y sobre todo solucionarlas es Screaming Frog. Es de pago, pero su modalidad gratuita permite hacer un escaneo de una web hasta 500 URLs. Una vez escaneada podremos hacer un filtro por palabra clave y estudiar lo que se repite. Lo mejor de Screaming Frog es que nos permite valorar rápidamente aspectos como los enlaces entrantes de cada entrada y, al listarnos todas las URLs de nuestra web, nos puede ser de gran ayuda a la hora de organizar las redirecciones pertinentes.

canibalizacion screaming frog

 

¿Cómo evitar la canibalización SEO?

Como hemos visto en los ejemplos, es importante tener muy clara la estructura de nuestra web para no repetir conceptos. Si tenemos clara cual es la keyword/intención de búsqueda a la que ataca cada uno de nuestros contenidos, ayudaremos a que Google también lo tenga claro.

Te pueden ayudar con esta tarea plugins de SEO para WordPress como RankMath o YoastSEO, que te permiten trabajar cada entrada o página de acuerdo a una palabra clave principal. Estos plugins incluso te avisan si repites una palabra clave objetivo. El problema es que solo admiten resultados exactos, es decir que si tienes una URL optimizada para “canibalización SEO” y otra para “canibalización de palabras clave”, no te va a avisar.

rank math y canibalizacion

Así te avisa Rank Math si repites una palabra clave

También puedes evitar que te pase esto si planificas tus artículos con un calendario de contenidos, de modo que no te repitas en los temas ni en las palabras claves que ataques.

Pero la mejor forma de conseguir evitar las canibalizaciones antes de comenzar una web es con un buen keyword research previo.

 

¿Cómo solucionar la canibalización SEO?

En la mayoría de ocasiones lo que pasa es que hemos detectado a posteriori una canibalización SEO que queremos eliminar.

Lo que tenemos que hacer para arreglar la canibalizacion de URLs es poner todo el peso de una palabra clave concreta en uno de nuestros contenidos, generalmente en el que ya rankea mejor, obviamente. O sea, que tenemos que mejorar esa web, optimizarla para la búsqueda y para ello podemos usar diferentes estrategias:

  • Añadir el contenido relativo a esa keyword que estuviera en el otro u otros resultados (y quitarlo de estos, si no queremos contenido duplicado). O sea, concentrarlo y unificarlo para darle más fuerza.
  • Quitar todo el contenido que pueda restar, es decir, información que incluya el post pero que en realidad no tenga que ver con la intención de búsqueda. Cuando te pones a escribir sobre la velocidad y acabas con el tocino, vaya.
  • Añadir contenido complementario. Para esto podemos fijarnos en lo que ofrecen nuestros competidores y nosotros no y coger ideas para completar nuestro artículo. Esto ya no es algo relativo a la canibalización en sí, pero ya que vamos a pegarle un repaso a nuestro post, aprovechemos para mejorarlo, ¿no?

⚠️ Eso sí, ojo con tocar demasiado el artículo. Si ya está funcionando bien, mantendremos la estructura y contenido fundamental, pues Google es caprichoso y a ver si vamos a darle un cambio radical para quedarnos peor que estábamos.

Eso a nivel contenido en la página principal.

En cuanto a la URL secundaria, si vamos a mantenerla, nos tocará editarla también para evitar confusiones, reorientándola mediante cambio de títulos, h2, etc.

Pero en el caso de que esta URL que canibaliza ya no tenga sentido ni sea salvable, ¡OJO! no debemos borrarla ni cambiarle el slug ni el permalink puesto que perderemos toda esa fuerza de posicionamiento. Lo que tenemos que hacer es una redirección 301 para que quien llegue a esa web sea redirigido a la buena.

En este caso también debemos procurar que todos los enlaces (internos o externos) que apunten a esa segunda web pasen a apuntar directamente a la que nos interesa potenciar.

Cuando la canibalización no sea muy extrema, un simple enlazado interno con un anchor text apropiado desde la web segunda a la primera puede que sea suficiente y nunca está de más.

fantasmas comecocos canibalización

 

Otros tipos de canibalización de palabras clave

Cuando pensamos en nuestras webs y en sus páginas, solemos solo tener en la cabeza el contenido que nosotros generamos, esto es, lo que en WordPress vienen a ser las páginas y las entradas. Esta visión de cara al SEO es engañosa pues nos olvidamos de otras partes de nuestra web que pueden dar lugar a canibalizaciones:

  • Categorías y etiquetas: Las taxonomías son muy útiles para organizar nuestra web, pero a veces nos pueden jugar malas pasadas y posicionarse por encima de artículos. Por eso, en general, se recomienda decirle a Google que no las indexe.
  • Páginas de archivo: Páginas de archivos recientes, ordenados por fecha, ordenados por autor, son listados que repiten los mismos contenidos y también hay que desindexar. Ojo sobre todo si no hacemos uso del “leer más” pues podríamos tener artículos completos mostrándose en estos listados.
  • Páginas de búsqueda: Con los resultados de las búsquedas internas nos pasa parecido, hemos de impedir que se indexen.
  • Filtros: En ocasiones Google nos puede indexar URLs que son las mismas, pero con filtros y parámetros diferentes. Esto debe solventarse mediante canonicals, un comando que hace referencia a la página original. Un canonical le dice a Google que una web con un filtro no es una url diferente y no debe tratarla como tal.
  • Resultados de foros u otro contenido de nuestra web que pueda interferir con nuestras entradas. Habría que ver cada caso para utilizar una u otra solución.

 

Qué es canibalización SEO y qué no

Una vez visto a grandes rasgos en qué consiste la canibalización SEO, hemos de tener claro que no podemos volvernos locos y ver canibalizaciones por todas partes.

Y es que, aunque usamos las palabras clave como parámetro general para medir la canibalización SEO, la verdadera clave es la intención de búsqueda.

¿Esto qué significa? Pues muy sencillo, lo verás mejor con ejemplos:

  1. Por un lado, que si quienes buscan “skates baratos” y quienes buscan “monopatines baratos” realmente tienen la intención de buscar lo mismo, sólo debes tener una página que haga referencia a esa única intención de búsqueda.
  2. Por otro, que repetir una palabra clave dentro de una búsqueda más específica no es necesariamente canibalización. Por ejemplo “mejores tablas de skate”, “tipos de tablas de skate”, “tablas de skate personalizadas”, responden a diferentes intenciones de búsqueda. Sin embargo “tipos de tablas de skate” y “qué clases de tabla de skate existen” muy probablemente sí que canibalizarían.

perro come perro

¿La canibalización SEO es siempre mala?

Aunque encontrarás testimonios muy tajantes sobre lo mala que es la canibalización para el SEO y lo importante de erradicarla, lo cierto es que es muy pero que MUY complicado librarse de la canibalización por completo.

Pero no te obsesiones. La canibalización en ocasiones es perjudicial, pero también hay muchos casos en los que es, cuando menos, inocua.

Por ejemplo, puede que Google te posicione varias páginas para una intención de búsqueda que ni siquiera te interesaba. Esto es una buena señal porque Google piensa que tu web tiene tanta autoridad que, ante búsquedas algo ambiguas, recurre a ti. En este caso si te pone una web de resultado 4 y otra 7, puede que te de igual. O puede que lo descubras y aproveches para potenciar una de las dos para esa búsqueda.

Lo que quiero que se entienda es que no se puede controlar todo al extremo y lo importante es evitar la canibalización para aquellas búsquedas que son realmente claves para nuestro proyecto SEO.

 

Resumiendo…

La canibalización SEO al final depende de lo que interprete Google de tu contenido. Pero está en nuestro poder ponerle las cosas claritas, con un buen keyword research y estructura de la web muy clara previamente.

Y si no hemos podido hacer esto, debemos detectar las canibalizaciones y:

  • Hemos de eliminar las canibalizaciones que afecten a dos o más páginas que ataquen a la misma intención neutralizando/redireccionando uno de los contenidos.
  • Hemos de eliminar las canibalizaciones que afecten a dos o más páginas que ataquen diferente intención explicitando mejor esa intención diferenciada.

Deja tu comentario

Comentario