en Comunicación

¿Qué es el marketing de afiliación?

¿Sabes que puedes ganar dinero recomendando productos en tu blog? Se llama marketing de afiliados y es una de las formas principales para obtener ingresos pasivos online. Sólo tienes que descubrir el nicho de productos que mejor se ajuste a tu proyecto web.

marketing de afiliación para dummies

Ya hemos hablado en el blog de varias maneras -más o menos efectivas- de ganar dinero en Internet. Una de las entradas de mayor éxito continúa siendo mi análisis de Textbroker y mi guía para vender tus diseños en Redbubble también ha contado con buena acogida. Así que parece buen momento para abordar otra de las formas de obtener ingresos pasivos online, el marketing de afiliación.

⚠️ Por cierto, obtener ingresos pasivos quiere decir establecer mecanismos para después ganar dinero sin dedicarle más esfuerzo. No confundir con no dedicar ningún esfuerzo. Para generar ingresos pasivos siempre hay que currárselo bien y el marketing de afiliados no es excepción. No es “dinero gratis”, ni es un chollo, desconfía de quien te venda “motos”.

Menuda forma de quitarte las ganas de leer el artículo, ¿no? 😀 Para nada, el marketing de afiliados es más que interesante (por eso le dedico una entrada), pero de vendehumos está el mundo lleno y no es mi rollo.

Que no te quepa duda de que el marketing de afiliados es una de las formas más estables de ganar dinero en Internet junto con la publicidad (Adsense). Pero para conseguirlo, tenemos que dar con el producto adecuado para el target adecuado, convertirnos en una referencia sobre ese tema y posicionar bien.

¿Qué es el marketing de afiliados?

El marketing de afiliados consiste en promocionar productos de un tercero en tu página web. Aunque a la hora de hablar de ello, es muy posible que utilicemos el término “vender”, nosotros no vendemos, sino que inducimos a la venta. Básicamente la idea es que tú ejerzas de comercial online y, al conseguir una venta para otros, te llevas una comisión.

Técnicamente, el sistema es así de sencillo:

  1. El visitante entra a tu web y se encuentra un enlace que lleva a una página de compra de un producto.
  2. Ese enlace lleva un código personalizado que te identifica, por lo que la tienda sabe que es cliente se lo envías tú.
  3. Si tu visitante efectúa la compra, te llevas una comisión.

La definición anterior es genérica, pues cada empresa con programa de afiliados puede poner las clausulas que estime oportunas. Por ejemplo hay programas que solo admiten enlaces en páginas web, otros que también admiten redes sociales o enlaces enviados por e-mail, etc. Igualmente la duración de la cookie varía. Es decir, el tiempo válido desde que el usuario hace click por primera vez en el enlace hasta que puede realizar la compra con comisión para ti. Puede ser de un día, de 5, de un mes… lo que la tienda decida. Finalmente, cada empresa ofrece los porcentajes que quiere, ya sea de un 5% o de un 20% de comisión, por ejemplo.

Importante, no te llevas ni un céntimo por que el visitante vea tu recomendación o aunque le de click (esto no es Adsense). Sólo da dinero la compra dentro del plazo establecido.

funcionamiento del marketing de afiliados

¿Cómo usar el marketing de afiliados?

A la hora de ponerte a usar el marting de afiliación puedes buscar productos en base a los contenidos que ya estás creando o al revés, buscar un nicho de productos que te interesen y comenzar a hacer contenidos en torno a ellos.

En cualquier caso cuando decidas qué producto quieres vender, lo buscas. Hay empresas que ofrecen programa de afiliados de forma directa y puedes verlo en una sección dedicada de su web. Un buen ejemplo son las empresas de hosting en Internet, porque saben que buena parte de su negocio depende de bloggers que analizan qué hosting es mejor. Si no lo encuentras en su página web, escribe el nombre del producto o marca junto a “+ afiliados” en Google y seguramente obtengas resultados. La mayoría de empresas confían sus afiliaciones a empresas que aglutinan diferentes marcas y las ofrecen en un mismo programa.

El proceso va a ser casi siempre el mismo. Primero aplicas para el programa de afiliación con tus datos y los de tu proyecto web. Si todo va bien, te confirmarán que te aceptan y te ofrecerán un código para que añadas a tus enlaces. Esta es la manera con la que identifican que el comprador va “de tu parte”. Se efectuará la compra y tiempo después (unos días o semanas, según esté estipulado) recibirás el pago. Hay que tener en cuenta que es habitual que los pagos requieran una cantidad mínima. Es decir, que quizá no cobras hasta que acumules 50 euros, por ejemplo.

 

Amazon, el gran bazar de la afiliación

Merece la pena detenerse en Amazon porque cuenta con el programa de afiliados más grande que existe. Esto tiene grandes ventajas, por ejemplo:

  • Al ser una tienda en la que todo el mundo consume, aporta confianza al usuario. Y es que nuestro lector puede que se fíe de nosotros, pero si le mandamos a una tienda que ni le suena, quizá no se atreva a comprar. Con Amazon nunca pasará esto.
  • Tenemos un catálogo tremendo. En Amazon se vende casi de todo, incluso cosas que no sabemos ni que existen, por lo que podemos buscar nichos aún no explotados o enfocarnos concretamente a ese producto o gama de productos que más nos definen.
  • Por último, aunque nosotros nos vayamos a enfocar a un nicho, porque es más efectivo (piénsalo, no puedes ser experto de todo) si el visitante entra a Amazon con nuestro enlace pero acaba comprando otro producto diferente, también nos llevaremos comisión. Esto no va a suceder con programas de afiliación enfocados a un sólo producto. Pero, la cookie sólo dura 24 horas.

Es importante aclarar también la que seguramente es la mayor pega de Amazon. Aunque el funcionamiento es similar, el Amazon de cada país tiene su propio sistema de afiliados totalmente independiente. Es decir que si quieres vender productos de Amazon.es, Amazon.com y Amazon.co.uk (por ejemplo), te tienes que dar de alta en 3 sistemas diferentes. Esto da lugar a situaciones desafortunadas como que si tienes un blog en español y vendes con sistema de afiliados de amazon.es, un usuario por ejemplo de Colombia no te generará comisión aunque compre. Hay plugins para solventar estas situaciones, pero de entrada es algo engorroso.

Esto genera también ciertos vacíos legales en el sentido de que por ejemplo en USA son más estrictos y es relativamente fácil ganarte un baneo si incumples alguna de sus reglas (como suele pasar con estas cosas, mucha gente empieza a usarlo sin tener las normas claras al 100%), mientras que en España no pasa tanto, al menos de momento.

El panel de Amazon también está muy bien con un buscador de productos que te ofrece el link final con tu código de afiliado, así como banners.

En cuanto a lo que paga Amazon de comisión, se ofrecen diferentes porcentajes según el tipo de artículo. Por ejemplo artículos con mucha competencia (mucha gente vendiendo) como informática, tienen un porcentaje bajo, mientras que otros quizá más exóticos tienen un poco más alto. Al momento de hacer el artículo son estas del cuadro inferior, pero mejor te dejo el enlace con las tarifas de cada país, porque fluctúan bastante.

amazon-españa-afiliados

Un ejemplo de diferentes categorías y comisiones del programa de afiliados de Amazon España

 

Otras redes de afiliación

iTunes: La compra de música por iTunes es cada vez más popular en España, aunque su limitación también hará dificil encontrar un nicho.

Ebay: Un clásico y buena alternativa a Amazon, por su fama internacional y fiabilidad.

Aliexpress Portals: El servicio de afiliación de la empresa líder del comercio chino es una opción muy interesante. Su catálogo también es ingente, aunque es cierto que sigue habiendo más reticencia a hacer compras de dinero significativo. Lo mismo podemos decir de la también china Gearbest.

Por último y no menos importante, tenemos las aglutinadoras de productos de afiliación como CJ Affiliate, Zanox, Shareasale o Clickbank. Aunque estas páginas web no te suenen, son agencias que llevan un montón de marcas y productos y hacen de intermediarias para vender sus productos a través de blogs comko el tuyo.

 

2 formas básicas de usar el marketing de afiliados

Una vez conocidas la reglas básicas del marketing de afiliación y si queremos utilizarlo, tenemos que ver cómo se ajusta a nuestro proyecto.

 

Marketing de afiliación en un blog

Si tenemos un blog en el que publicamos contenido regularmente, nos interesará detectar productos que puedan interesarle a nuestra audiencia y hablar de ellos. En este caso, nos conviene hacer un marketing de afiliados más natural, como si le recomendaramos algo a un amigo, sólo que explicando las cosas con más detalle. Nos interesa ser sinceros y recomendar cosas buenas porque, aunque queramos generar ventas, más importante es nuestra reputación.

Por ejemplo, tienes un blog de jardinería y existe un tipo de abono para geranios que has probado y es especialmente bueno. Si vas a hablar de él bien en tu blog, es muy posible que gracias a ti ese producto se lleve alguna compra. Con el marketing de afiliación puedes sacarle un beneficio a esto.

Tampoco es necesario que te encante el producto. Puedes hacer una comparativa de 5 tipos de abono y hacer marketing de afiliación con los 5. Seguramente en el artículo recomendarás uno (no serás de esos que hacen comparativas y sueltan un rollo para no dejar las cosas claras, ¿no?), pero puedes poner enlaces de compra a los 5. Si tu dices que éste es el peor, pero tu lector se lo prefiere comprar por lo que sea (tal vez es más barato), no es tu problema.

Para un blogger, este sistema es ventajoso porque no necesita forzar la venta del producto, sino presentar su opinión (con datos, en su caso) y aconsejar la compra. Al lector, comprar ese producto le va a costar exactamente lo mismo, de modo que si lo compra con el valor añadido de la recomendación de alguien que le merece fiabilidad, pues mejor para ambos. Y para el creador de producto o tienda.

Creo que el concepto es sencillo y ya lo habrás entendido hace mucho, pero por si acaso te dejo este vídeo explicativo de Webgains (otra empresa de afiliación, ya ves que no hay pocas).

Página nicho o e-commerce de afiliación

Si por el contrario te interesa tanto el marketing de afiliación que quieres ir a por todas con él, puede que quieras hacer una web exclusivamente para vender productos o incluso una tienda web de productos en afiliación. Las ventajas de este tipo de proyectos son obvias, tú sólo montas la web y haces unos textos optimizados. Ni te encargas de cobrar al cliente, ni de enviar el producto ni de ofrecer servicio post-venta. En cambio, recibes un porcentaje por cada producto que vendas.

Aunque para montar un proyecto así tienes que primero que encontrar un buen nicho que no esté explotado y con potencial para generarte unos ingresos interesantes. También tienes que desarrollar una web bien formada en cuestión de SEO y de UX para facilitar tanto las búsquedas orgánicas como el proceso de compra. Tiene su miga. Si te piensas que solo se trata de entrar en Amazon, decidir que vas a vender ordenadores portátiles y empezar a ganar pasta mientras te rascas la barriga, estás bastante equivocado.

 

Sin duda el marketing de afiliados es una de las formas más estables de ganar dinero en Internet, sobre todo cuando hablamos de generar ingresos relativamente pasivos. Pero el éxito de tu marketing de afiliación sólo llegará haciendo las cosas bien y no sin una buena dósis de prueba y error.

Deja tu comentario

Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.