en Comunicación, Social Media

TextBroker. El mercado del texto

Hace unos días me di de alta en TextBroker, un servicio que me pareció curioso y sobre el que quiero dar mi opinión basada en esta experiencia. El nombre del servicio ofrece una idea de lo que se trata, es una web de subastas de contenidos en formato texto que se presenta como una alternativa para redactores freelance. La plataforma ofrece textos de calidad y optimizados para SEO a empresas. Sólo que estos textos los puedes escribir tú y por ello te puedes suscribir a la web como autor o como comprador de textos.

Textbroker

De origen alemán, la base de su negocio son los textos en inglés pero lleva un tiempo implantada en otros idiomas. El que por el momento he probado, es el de los textos en español, rama en la que esperan crecer.

El registro como autor es sencillo. Nos generará un perfil en el que podremos reflejar nuestra experiencia como redactor, intereses, etc. Y lo más importante, para activar nuestra cuenta tendremos que enviar un texto inédito que será evaluado con nota del 1 al 5. Para ello, se supone que analizan no sólo corrección ortográfica y gramatical sino también estilo. Si consigues una puntuación de 3 o menos, es que tu texto contiene algún fallo pero aún así eres admitido en el sistema (hay usuarios que ejercen de correctores, así que lo tienen todo bien planeado). Si obtienes un 4 es que tu texto es de gran calidad y si llegas a 5 eres catalogado como “escritor profesional”, categoría que no me hace mucha gracia ya que parece denotar que se enfocan sólo a amateurs.

Este rango obtenido determina dos cosas:

1) Tu precio por palabra cuando un comprador se interese por ti. Estas son los llamados “direct orders”, encargos que un comprador te hace directamente a ti porque le ha interesado tu perfil. No pongo la mano en el fuego, pero dudo que esta modalidad sea muy utilizada, al ser menos económica que la puja habitual.
2) Las categoría de encargos públicos a los que puedes optar. Un comprador exigente por ejemplo no querrá textos de menos de 4 estrellas y quien no tenga ese rango, no podrá acceder a ellos.

Imagen

A partir de esta puntuación inicial, cada texto que escribas para la plataforma será evaluado ajustando tu puntuación hacia arriba o hacia abajo según la calidad estimada. Lo cierto es que este sistema, al margen de que los criterios de evaluación sean siempre subjetivos, es más que razonable. Casi más, se podría decir, que en el periodismo o copywriting tradicional. Posteriormente hay otro corte de seguridad y es que a los 5 textos enviados, el sistema avisa de que deben verificarlos para dejarte continuar y no te dejarán ponerte con un 6º hasta que recibas la confirmación. Este límite sólo te afecta una vez.

En cuanto a las ofertas públicas disponibles, podrás verlas en un listado, acceder a los detalles y quedarte con el encargo o no. Cada encargo tendrá sus especificaciones, tanto de tema, como de estilo, extensión, palabras clave obligatorias, etc. Cuando tú lo tengas escrito, lo enviarás y será revisado. Si es aceptado, el dinero se añadirá a tu cuenta. Cuando se alcancen 10 euros o más, se podrá solicitar el pago, que se realiza en viernes.

 

Textbroker: Cada palabra a cuentagotas

Todo esto pinta muy bien, la web parece seria, los pagos no se demoran. Pero la escasez de textos hace de la plataforma algo muy poco productivo. En lugar de en escribir textos, hay que invertir más tiempo en revisar constantemente en la web si hay algo disponible. Lamentablemente la gran mayoría de las veces la lista esta vacía y cuando no, los encargos vuelan, lo que nos hace pensar que hay muy pocos compradores. No he probado su versión en inglés aunque imagino que la mayor cantidad de compradores se verá compensada por una comunidad de redactores apabullante. Consejo: seguir las redes sociales de TextBroker, donde suelen avisar de encargos masivos.

Este problema de oferta y demanda seguramente se arreglaría restringiendo el acceso a redactores. No tiene sentido dejar utilizar la plataforma a usuarios con puntuación de 2 sobre 5, es decir, usuarios que manifiestamente escriben mal, cuando hay tan poca demanda de textos. Contribuye a que la plataforma carezca de utilidad para muchos redactores freelance de verdad y redunda en la mala imagen que para muchos profesionales tienen estos servicios online. En favor de Textbroker hay que aclarar que cuando el redactor se adjudica un texto, el encargo es en ese momento para él y nadie más. No se trata de que todos escribamos un texto y la empresa decida cual es el mejor y sólo a ese le pague. A diferencia de otros servicios similares orientados al diseño gráfico con un fondo ético bastante reprobable de los que algún día hablaré.

 

Otras modalidades

Como he dicho, lo más habitual en Textbroker es acceder a los encargos públicos. Pero hay otras opciones. Por ejemplo existen los equipos de trabajo, grupos de no numerosas temáticas pero sí variopintas (oftalmología, navegación, salsa…) orientados a alimentar blogs o páginas web de forma continua. Cuentan con sus propias reglas en el precio por palabra pero tienes que solicitar admisión y que te la concedan, claro.

Otra vertiente que he apuntado antes es el servicio de corrección. Pasando un test, puedes pasar a formar parte del equipo que se dedica a corregir textos de esos autores más flojos que pueden incurrir en faltas de ortografía frecuentes y de esa forma también puedes ganar dinero. Me parece curioso que puedas acceder contestando a un test que parece exhaustivo en cuanto a errores y dudas frecuentes del castellano, pero que no creo que se le resista a cualquiera capaz de buscar las soluciones con ayuda de Google, Wordreference y la RAE.

 

Veredicto de Textbroker: Necesita mejorar

Tanto el mercado como la herramienta tienen mucho que mejorar si pretenden ser atractivos a redactores con cierto estatus y textos de calidad. Como pasatiempo y curiosidad no está mal, pero dudo que los ingresos que se puedan obtener a través de la plataforma salven la economía de ningún freelance. Tampoco es que cuando hay oferta puedas elegir temas, hay que apechugar con lo que hay. Como muestra, en semana y media que llevo dado de alta sólo he podido acceder a un par de textos cortos, de moda y viajes respectivamente (si bien admito que deseché una oferta sobre textos bursátiles). Obviamente, si te pasas el día en su página y dándole al F5 conseguirás más textos, pero dicha pérdida de tiempo te estaría costando seguramente más dinero del que seas capaz de ganar.

En cualquier caso, habrá que estar atento a la evolución de este mercado porque la idea es buena, pero no termina de despegar. Espero actualizar este artículo con experiencias futuras pues confío en que el sistema avance. Si has utilizado el sistema, ruego que dejes tu opinión en comentarios.

textbroker freelance
Foto: Jeroen Bennink

Alternativas para redactores freelance

Internet es un gran mercado de contenidos y empresas monetizando contenidos de usuarios hay desde la aparición de los propios blogs. En las webs especializadas de redactores freelance la gente habla de alternativas como Lowpost. Parece ofrecer un modelo similar a Textbroker, aunque peor pagado.

Saliéndonos de este modelo tenemos Artigoo y Over-blog en las que el usuario escribe artículos de su interés y participa de los beneficios por publicidad generados. Personalmente no le veo la gracia a este asunto, a no ser que sea para coger experiencia y confianza. Si nos metemos en el mundo del diseño gráfico, tan emparentado con la redacción, tenemos alternativas para generar ingresos creando merchandising como Redbubble.

De lo contrario, es preferible montar un blog propio y agregarle publicidad en AdSense o similares. Hay que comerse más la cabeza, pero sin duda hoy por hoy sigue siendo la opción principal para cualquiera que aspire a ganar algo de dinero online a través de la escritura.

 

Actualización 19/12/2014: Al fin y gracias a unos textos que una empresa española solicitaba en alemán he completado mi primer pago. 15 euros que me han sido abonados sin ningún problema y tal como las condiciones indican, el viernes de la semana solicitada.

Deja tu comentario

Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

23 Comentarios

  1. Llevo un año en Textbroker España.Aunque la plataforma está bien estructurada, el verdadero problema es que apenas hay encargos. Pertenezco a diez equipos diferentes de autores y jamás he visto ni un solo encargo en ninguno de ellos.También superé el test para acceder a ser corrector, pero tampoco vi ningún encargo de corrección jamás. En cuanto a los encargos disponibles para todos los autores, como he dicho antes, son escasos y los pocos que hay últimamente son de 2 y 3 estrellas(que no resultan rentables) y con una exigencia en cuanto a formato, etiquetas, y lenguaje HTLM que resulta abusiva por el precio que puedes cobrar (1,96 € o 2, 96 €) aproximadamente. Desde la administración de la página se insta a los auotores a actualizar constantemente para conseguir ver algún encargo, lo cual devine inútil puesto que,la plataforma carece de encargos disponibles, como mucho pueden salir dos o tres a la semana, a repartir entre ciento de autores.

    En definitiva, tras un año de experiencia en Textbroker, creo que la plataforma no funciona y que hay que decirlo. Engañar a la gente ofreciendo la expectativa de que en algún momento apareceran encargos que nunca llegan, no es lo más propicio para ganar la confianza de los redactores, y tenerlos sometidos a una actualización constante, pegados a F5, es un abuso total, dado que los responsables de la página son conscientes de que carecen de encargos y de clientes.Por todo ello, considero que Textbroker no es útil para los profesionales, sino únicamente para quien quiera pasar la tarde del domingo pegado a F5 y si aparece un texto por arte de birlilirloque, redactarlo por mero altruismo, ya que la retribución percibida no compensa en absoluto.

    • Gracias por el testimonio, Javier.

      Yo llevo menos tiempo que tú en Textbroker y me parecía una idea prometedora (eso me llevó a hacer el artículo), pero lo cierto es que ya me he cansado de ser constante y revisar los encargos ante las casi nulas posibilidades de encontrarme algo. Si encima me dices que has entrado en diferentes equipos (donde sospechaba que habría más movimiento) y al equipo de corrección, pues parece bastante claro que el asunto no funciona.

      Me pregunto si no hubiera sido más cabal haber cerrado el registro a autores hace tiempo para equilibrar su número con los exiguos encargos que tiene la plataforma, en vez de instar a registrarse a todo el mundo de modo que ningún redactor pueda sacarle provecho. Es una pena.

      ¡Un saludo!

    • Buenos días,Raúl: infinitas gracias por el explicativo porque me he registrado hace poco.
      te agradezco mucho que seas tan claro y directo,así no pierdo el tiempo.
      Un saludo
      Amparo Albiñana.

      Nota: pseudónimo,Pol Albiñana

  2. Acaba de ser evaluada y activada mi cuenta, en textbroker.es me ha calificado con un tres a un precio de 1,63. Supongo que hay pocas esperanzas de conseguir algún articulo dada vuestra experiencia en el sector. Yo también me he apuntado a algún que otro grupo de temáticas varias sin haber conseguido respuesta aún. Sinceramente yo si que soy amateur rozando el rango de principiante en esto de la escritura, algún que otro fallo ortográfico y de vocabulario deja entrever que me falta mucho para ser escritor pero aún así haber recibido un tres me reconforta.

    Espero que tengáis suerte, un saludo.

  3. Felicidades por este análisis tan profundo y exhaustivo. En mi opinión, el modelo de las webs que pagan por escribir artículos ( o de subastas de textos como las llamas tú) nunca ha acabado de arraigar bien en el mercado hispanoamericano. Tal vez se deba a que hay pocos clientes dispuestos a pagar un precio digno por un artículo para blog. Me parece que iremos asistiendo a una desaparición progresiva de estos sitios. Saludos! Roger Garcia

    • ¡Hola Roger!
      Desde luego que la clave está en que no hay clientes suficientes, habría que ver las razones. ¿Realmente no hay dinero o es que se piensa que cualquiera puede escribir un texto? Seguramente sea tarea de sitios como Textbroker, si quieren afianzar su modelo de negocio, poner en valor el trabajo de un redactor. Pero como digo en el artículo, admitiendo a redactores con numerosas deficiencias (y los de 2 estrellas manifiestamente escriben mal), flaco favor hacen al reconocimiento de la profesión. Dejando a un lado el tema remuneración, todos querremos un fontanero barato, pero nunca querremos uno abiertamente mediocre, sin título ni experiencia, por barato que sea. Pues este tipo de profesional es el que TextBroker sí admite en su sistema.

      Muy bueno tu blog por cierto, toda una referencia.

  4. Levo en Textbroker desde sus inicios, pero en el último año la plataforma ha degenerado considerablemente. Apenas hay encargos, y los que aparecen tienen una exigencias extremas (más de 400 palabras, con etiquetas, títulos, sibtítulos y documentación previa de varios enlaces, por un importe que no llega ni a los dos euros de beneficios) Aunque Texbroker presume de tener diferentes categorías de autores y de textos, en el último año solo hay encargos de dos y tres estrellas (muy mal pagados) En definitiva, la plataforma está mal gestionada, sin clientes ni encargos dignos, y no es rentable para los autores.

  5. Texbroker tiene buenos redactores, personas serias y que hacen buenos textos como los encargues. Pero el soporte de Textbroker deja mucho que desear.

    Requiero textos para una red de sitios aun pequeña, pero con potencial. Y realmente deja mucho que desear esa ayuda que ofrecen. Tengo correos y Skypes que no son respondidos, y ya tienen tiempo que los mande.

    Espero pronto encontrar una alternativa a TextBroker, porque el servicio da pena.

  6. Gracias por el post, me registré en textbroker hace 10 días, cree un encargo en la temática de educación infantil con ánimo de probar y si funciona usarlo de modo recurrente. Mi sorpresa a sido al conectarme hoy, y ver que ningún autor ha atendido mi demanda. Lo puse con 4 estrellas y a mi la web me cobra 10,25 €. No se si será un insulto para los autores de 4 estrellas (En ningún caso es mi intención). Doble sorpresa al ver tu post en el que según los autores faltan demandantes de textos. La verdad, me quedo a cuadros. Imagino que será un fallo de gestión. Coincido en que la idea es muy buena y pienso que si tiene futuro, solo hace falta que se encuentre un punto de equilibrio con el precio.

    • Hola Jorge,

      Es una pena lo que comentas. Yo mismo acabo de conectarme para comprobar cómo el listado de encargos está vacío. A no ser que tu encargo esté en algún proceso de validación interno que desconozco, te puedo asegurar que no está disponible para que nadie lo redacte, así que no es por pereza ni escasez de redactores dispuestos.

      Gracias por comentar, está bien conocer el punto de vista del que usa la plataforma como editor. Ya nos contarás en qué queda el asunto.

    • Hola Andrés,
      Aún con todos los peros, Textbroker es la que mejor funciona según mi experiencia. Tu mejor baza si quieres ganar dinero con la plataforma es ser constante, hacer buenos textos con rapidez y conseguir contacto con clientes fijos para que te asignen los textos como Direct Orders, en vez de subastarlos a toda la plataforma.
      Saludos y si lo pruebas ya nos contarás tus avances.

  7. Hola, me parece que tu artículo relacionado con textbroker es de sumo interés, yo no me quejo, soy de Centro América donde el euro vale mucho. Y si he ganado unos cuantos euritos para comprarme lo que más me gusta. En cuanto a la calidad de texto soy de 3 estrellas, mi único fallo es el uso de la coma, que en realidad cuesta un poco, pero ante todo muchas gracias y suerte. La calidad no hace la cantidad, la cantidad es precisión y la calidad se la dejamos a la lupa. Suerte

      • Hola Nataly,
        Se paga semanalmente, los viernes cuando alcanzas un mínimo (si no lo alcanzas esa semana, lógicamente se acumula para la siguiente). Yo personalmente lo cobraba via PayPal, no recuerdo si hay más opciones.

  8. Hola Raúl,
    antes que nada, gracias por tu post. Yo apenas entré hace unos días pero ya tenía ganas de conocer alguna otra experiencia. Mi entrada ha sido fatídica: les envié como texto de prueba una sinopsis que realicé al momento sobre una película que vi hace un par de días. Había leído el criterio para clasificar entre 2 y 5 estrellas, y mi sorpresa fue tamaña cuando vi que me habían colocado… ¡en 2/5 estrellas! No puedo decir que tenga experiencia específica en la escritura en la red, pero sí he leído y escrito durante muchos años relatos cortos y cuestiones de filosofía e historia, y no creo que el texto tuviese ninguna falta de ortografía ni de estilo. Así que no entiendo muy bien dónde está el criterio; pensé en enviártelo aquí en los comentarios pero no sé si será lo más prudente.
    La segunda cosa que me ocurrió hoy, además, por supuesto, de la falta de encargo que ya han dicho ustedes, es que busqué algunos grupos para presentar una solicitud de entrada. En cada uno aparecía una descripción del grupo y un cuadro para escribir un texto de 50 páginas sin específicar qué querían que enviásemos. Así que envié varios textos enviando algo inventado. Pues bien, resulta que cuando reviso lo enviado en el apartado de solicitudes enviadas aparecen descripciones específicas sobre lo que había que hacer (!). En algunas acerté de casualidad, pero en otras he tenido que enviarles un correo pidiendo disculpas y enviando lo que querían.
    En fin, que no sé yo esta página. Tengo mucha ilusión por aprender y mejorar en este mundo, espero que las experiencias mejoren. Un saludo.

    • Hola Ismael,

      Curioso lo que cuentas. Tal vez ahora, al haber más autores, sean más estrictos, pero 2,5 estrellas es un poco bajo si de verdad el texto no tiene fallos. Si quieres enviármelo por correo – raulxrey(arroba)gmail[dot]com) – te puedo dar mi opinión, pero no tengo ni idea de los criterios de baremación que están utilizando.

      Saludos y no te desanimes por eso.

  9. No suelo comentar en blogs pero puesto que ésta entrada y la otra de la página me engancharon lo voy a hacer.
    En primer lugar, gracias por vuestras experiencias.
    Me habéis ahorrado mucho tiempo de espera en vano para no ver llegar esos encargos… ya que me acaban de dar de alta la cuenta en TextBroker.
    Opino que la idea es buena pero es una pena que no haya movimiento como el que necesita uno para ganarse las habichuelas escribiendo.
    Un abrazo colegas escritores y ánimo a todos.

  10. Excelente artículo. Estuve un buen tiempo esperando que me evaluaran en Text Broker. Obtuve un 3. Luego he pasado varios días a la espera de solicitudes y compruebo que en efecto, no hay demanda de servicios. Leyendo tu artículo y los comentarios veo que tendrpe que optar por alguna alternativa para trabajar como redactor freelance.
    Saludos!.
    Por cierto, los invito a conocer mi página web: tioconejo.net. En ella podrán usar mi resumidor automático. ¡yo mismo lo programé!.

  11. Considero que el asunto está dado por las condiciones económicas de los países de habla hispana. Si hacemos un análisis rápido, nos percataremos que el 90 % de estos son pobres y el nivel de persepción de pagos es bastante bajo. Es decir, la mentalidad de pagar un servicio a un precio justo del lado del que oferta, es precaria. Esto hace que deseen tener cosas de calidad pero no arriesgan un centavo por la mentalidad de ahorro extremista. No es que esté a favor del consumismo, pero si hay que ser realista con el trasfondo de estos países.
    Yo les aseguro que TextBroker.com (inglés) no está en la misma situación.

Webmenciones

  • El marketing de contenidos o cómo vender aportando valor | Raúl Rey 29 agosto, 2018

    […] hablado del contenido de calidad, de cómo escribir un post de blog e incluso he analizado alguna plataforma de compraventa de contenidos como Textbroker, pero resulta que no he dedicado ninguna entrada a lo que hay detrás de todo esta fiebre de la […]