en Comunicación

SEO para imágenes en 5 pasos

¿Estás subiendo tus imágenes tal cual? ¿No te preocupas de darles una descripción adecuada ni vigilar su peso? Puedes estar incurriendo en pequeñas negligencias que dañarán tu SEO global. Las imágenes bien optimizadas añaden ese extra que puede marcar la diferencia frente a tu competencia. Vamos a ver cómo mejorar nuestro SEO para imágenes en 5 fáciles pasos.

seo para imagenes

Como redactores y bloggers, a veces nos obsesionamos con sobreoptimizar nuestros textos. Hacemos que todo esté en orden desde un punto de vista SEO: las keywords, los títulos, la entradilla, las negritas…

Y se nos olvida que las imágenes también son contenido. Y como tal, son optimizables.

Pero como siempre en el marketing digital, el olvido de otros puede ser nuestro beneficio. Mucha gente no optimiza sus imágenes y, si nosotros lo hacemos, nuestro SEO  global lucirá más. El contenido gráfico bien utilizado puede proporcionarte mucho en forma de tráfico y posicionamiento web. Aquí es donde entra en juego el SEO para imágenes que vamos a ver cómo hacer.

 

Formas en las que el SEO para imágenes funciona

Si nuestras imágenes están optimizadas para SEO, aparecerán alto para su keyword en los resultados de la búsqueda de imágenes. Pese a que esto de por sí no parezca tan atractivo, puede que gente pidiendo a Google esa keyword acabe entrando a nuestra web, en busca de más contenido relacionado con esa palabra clave. Ahí hay una oportunidad de ganar un lector.

Pero es que además, la búsqueda por defecto de Google (la de artículos, de toda la vida) ya incorpora una fila de imágenes. ¿No sería genial conseguir colar tus imágenes ahí? Pues hay que currárselo, no se van a poner solas.

Por otro lado, las imágenes son una parte del SEO de tu página. Es decir, una imagen optimizada, contribuye al SEO de un artículo y muchas imágenes optimizadas en una web contribuyen, lógico, al SEO global de tu web.

Así que no hay nada que pensar, tenemos que optimizar nuestras imágenes para SEO sí o sí. Pero, ¿en qué cosas debemos fijarnos?

 

1. El nombre del archivo

¡Cuántas imágenes habrás subido con un nombre tipo “IMG000343”!. ¿Alguna “untitled.jpg” incluso? Google odia eso (yo también, ¿quién no?).

Hay que ponerle un título semántico, en base a 2 parámetros:

  • Lo que le interesa a Google. O sea que sea descriptivo del contenido.
  • Lo que nos interesa a nosotros. Que recoja alguna keyword que nos beneficie, generalmente la del artículo. No es bueno forzar esto a toda costa, pues Google tiene herramientas para darse cuenta de cuando estamos engañando.

Entonces, si tenemos una foto de un elefante, ponerle “seo-imagenes.jpg” no funcionará o incluso funcionará negativamente. Pero si tenemos una infografía sobre SEO para imágenes, sí que podemos meter la keyword en el título. Aunque lo más prudente sería describirla mejor, algo así como “seo-imágenes-infografia.jpg”.

Hay que procurar usar un nombre relativamente corto, 3 palabras es un máximo razonable, una vez excluidas las stop words (artículos, preposiciones, etc.). Nótese que se recomienda el guión para separar palabras. También huir de caracteres especiales, como tildes o eñes, que pueden da problemas de interpretación.

 

2. El atributo ALT

El atributo ALT sigue siendo la principal fuente para que Google y el navegador sepan qué hay en tu imagen. Es útil por motivos de accesibilidad, puesto que si tu imagen no se puede cargar, el navegador mostrará eso. Aparte, a personas con problemas de visión les facilita la navegación.

En tu gestor de WordPress lo introducirás en un campo a la hora de subir la imagen pero en código, esta es su apariencia:

 <img src=”http://example.com/elefante-ducha.jpg” alt="Elefante duchándose con su trompa"  />

Deberás introducir una descripción ajustada al contenido de la imagen, incluyendo la palabra clave si puedes y sin pasarte de una frase.

Si tu artículo tiene varias imágenes, el atributo ALT debe ser diferente, no trates de meter en todas las mismas palabras clave para ganar en ranking porque Google también notará que eso es sospechoso. Usa variantes, sinónimos, conceptos complementarios o simplemente la misma keyword pero dentro de una descripción ajustada a cada imagen.

 

3. El peso (tamaño x resolución)

La velocidad es clave en el SEO, porque hay conexiones lentas y sobre todo wifis poco potentes. Google penaliza esa mala experiencia de usuario y las imágenes pueden ser un tremendo obstáculo.

El error común es buscar una fotografía y subirla según está. Las cámaras sacan fotos a un tamaño mucho más grande del necesario para una web. Si por ejemplo tu plantilla requiere imágenes de 800px de ancho, no las subas a 1200px porque ralentizas la carga y no sirve para nada. Normalmente nuestra plantilla redimensiona la imagen para adaptarla a sus necesidades, pero es una ilusión, la imagen sigue pesando lo mismo.

Además, una imagen puede estar preparada para una resolución de impresión, aumentando drástica e innecesariamente su peso a la hora de mostrarla en pantalla.

Estaríamos hablando en ambos casos de sobreoptimizaciones que lastrarían la carga de tu página sin aportar ningún beneficio.

Deberás solventarlo o bien con programas de edición fotográfica (Photoshop, Gimp) o con plugins de WordPress (WP Smush, EWWW Image Optimizer).

No podemos hablar de un límite genérico, cuanto menos ocupe, mejor. Cualquier cosa por encima de los 150Kb es probablemente demasiado.

Ten en cuenta que las imágenes tienen diferentes niveles de compresión según sean JPG o PNG. Si te lías un poco con alguno de estos conceptos, con esta guía sobre la imagen digital te quedará todo claro.

 

4. Enlaces

Ya sabes que en el SEO los backlinks son la ley. Google valora mucho que alguien te enlace de forma natural, porque es un reconocimiento de que tu contenido es de calidad para quien te enlaza.

Pues en el SEO para imágenes sucede lo mismo, por raro que nos parezca. Si una imagen tuya con una determinada keyword es enlazada por otra gente con esa keyword en el “anchor text”, te ayudará mucho a posicionar.

 

5. Sitemap de imágenes

Un Sitemap es un archivo xml que lista las páginas de tu web para que los buscadores puedan rastrearlas más fácilmente. Pues bien, también se puede hacer un sitemap específico de imágenes para conseguir el mismo efecto con nuestro contenido visual. La forma más fácil de hacerlo es con algún plugin. En WordPress, el plugin SEO By Yoast ya incluye dentro de sus Sitemaps la opción de hacer uno para imágenes.

 

seo para imágenes infografía

 

El contexto, la pieza invisible del SEO

Como ha quedado patente a lo largo del artículo, la imagen es algo que podemos posicionar de forma aislada, pero está en estrecha relación con el contenido al que acompaña. Por tanto, tiene mucho peso que nuestra imagen con determinada keyword, esté inserta en un artículo que trate sobre ese mismo tema (que use la keyword, variaciones, sinónimos, etc.).

Esto aplica para toda la página pero esa relación de contexto es más potente cuanto más cerca esté. De modo que podemos conseguirlo optimizando el pie de foto o simplemente los párrafos contiguos a la imagen.

 

En definitiva el SEO para imágenes es una pieza más en la suma de nuestros esfuerzos para estar saludables cuando Google nos haga pasar el chequeo.

Por cierto, si ya has terminado con tus imágenes, tal vez te interese optimizar tus vídeos para SEO.

Deja un comentario

Comentario