en Comunicación

Planifica tu calendario editorial

El calendario editorial es la planificación de los contenidos de un blog. Una herramienta que ayudará a nuestra productividad y coherencia. Es en definitiva, un elemento fundamental en una estrategia de marketing de contenidos efectiva.

calendario editorial

Un blog es una carrera de fondo en la que la constancia es lo más importante. Muchos comenzamos a escribir un blog con una gran ilusión pero poco a poco, sobre todo en esos primeros momentos en que no obtienes demasiada respuesta, puede hacerse cuesta arriba. ¿Te suena? Es lógico, necesitas un calendario editorial para poner orden a todo lo que quieres contar.

Un calendario editorial sirve para saber cuándo tienes que escribir y de qué tienes que escribir. Es imprescindible para alimentar tu blog de nuevos contenidos, darle coherencia, evitar repetirte, etc. Tanto si tienes un proyecto personal o de empresa, un calendario editorial puede salvar la vida de tu blog. ¿No te lo crees? Pues vamos a repasar las virtudes que tiene hacer uso de un calendario editorial para tu blog.

 

Gestión del tiempo

La razón más obvia para utilizar un calendario editorial es la gestión de recursos, que podemos resumir en tiempo, pero engloba mucho más. Si en un mismo documento podemos ir recopilando ideas de futuros posts e ir ordenándolas temporalmente de acuerdo a nuestros intereses, tendremos la mitad del trabajo hecho. Al fin y al cabo el trabajo de un blog es básicamente eso y escribir.

 

Fechas calientes y efemérides

Sea cual sea tu temática, siempre hay fechas importantes en las que lanzar contenidos especiales. Sea el Día de la Madre, San Patricio, la celebración de una feria de tecnología, el lanzamiento de un producto, comienzo de vacaciones… siempre habrá un momento en que tus temáticas cobren mayor relevancia o en el que alguien interesado en tu blog pueda esperar contenidos especiales por tu parte. Tener esas fechas bien atadas con antelación ayuda y mucho.

 

Coherencia temporal

Algo que un calendario editorial pretende combatir es el desgaste a la hora de escribir. Que empieces escribiendo un post al día, acabes haciendo dos al mes y finalmente abandones, vaya. Planificando, puedes establecer en función de los temas que tengas, cuál será tu frecuencia de actualización. Todo depende de cada blog, pero una frecuencia de uno o dos posts a la semana puede ser bastante correcto, nunca dando la sensación de blog abandonado.

 

Coherencia temática

La espontaneidad está bien si sólo quieres hacer un diario, pero en un blog con objetivos (venta, engagement, marketing de contenidos…) es mejor que la utilices sólo a la hora de escribir y no sacando temas de forma caótica. Imagínate que en tu blog tocas tres temáticas fundamentales (por ejemplo, fútbol, baloncesto y tenis) que en principio quieres tratar por igual. Y, aunque tienes un público equilibrado entre las tres temáticas, resulta que te apetece más hablar de fútbol y comienzas a escribir 10 artículos de fútbol por cada 2 de baloncesto y 1 de tenis, espantando a unos lectores que no tienen lo que buscaban. Con un calendario editorial te darás cuenta de lo absurdo de tu conducta.

 

Análisis

Normalmente cuando hablamos de calendario editorial pensamos en planificación a futuro. Pero un calendario nos permitirá ver fácilmente los contenidos que hemos tratado en diferentes semanas o meses y contrastarlos con los resultados del blog. Así sacaremos conclusiones de qué temas o dinámicas han funcionado mejor, si van mejor posts largos o cortos, lo más serio o lo más coloquial, etc.

 

Coordinación

Otro tema obvio. Un calendario editorial te ayuda a poner tus ideas en relación y ver si tu planificación tiene sentido. Pero si además tienes que coordinar tus contenidos con otras personas, ya sea para que un superior o cliente le de el visto bueno o porque sois varios autores, el calendario editorial pasa de fundamental a inevitable.

 

Productividad

Un calendario mejora la productividad de tu blog en tantos niveles como quieras. De antemano te libera de la carga de tener en tu cabeza esos esquemas. Pero un calendario te permite no sólo escribir temas y asignarlos a días, puedes hacerlo tan exhaustivo como desees.

De hecho, integrar acciones Social Media en el calendario editorial es algo muy común ahora que publicitar adecuadamente nuestros contenidos en redes sociales es tan importante como concebirlos y redactarlos. Vamos, que depende de cómo te enfoques a tu calendario, escribir el post final puede ser coser y cantar.

 

Brainstorming

Es difícil pensar en temas cuando llevas el blog en plan “aquí te pillo, aquí te mato”. Hoy se te ocurre un tema y lo escribes, pero quizá mañana no te salga tan fácil. Si ves una sucesión de temas diseminados a lo largo de un mes tendrás una imagen de conjunto mucho más sugerente que hará aflorar multitud de ideas nuevas y matices que de otra forma quizá nunca se te ocurrirían o no las apuntarías.

 

Las keywords y el SEO

Aunque de esto no se habla mucho, un calendario editorial es una gran herramienta SEO, ya que junto a las temáticas programamos las palabras claves y la taxonomía. A la hora de asignar keywords a una pila de artículos, tenemos una visión más general y podemos optimizar los artículos, tanto para darles una coherencia SEO, como para especializarlos en la palabra clave más idónea para cada uno.

calendario editorial infografía

Calendario editorial y preguntas frecuentes

Mi blog es pequeño, ¿necesito un calendario editorial?

Independientemente de cómo sea ahora, si tus aspiraciones son que tu blog crezca, no pierdas un minuto y ponte manos a la obra. Aunque pueda parecer innecesario y trabajoso, verás cómo es una forma de poner tu blog en órbita que agradecerás en el futuro.

¿Qué incluir en un calendario editorial?

Todo irá en función de tus necesidades, puedes hacer algo muy sencillo (tema, fecha, keywords) para un blog pequeño o prácticamente tener el post diseñado al milímetro si quieres tener una estrategia potente. Estos son algunos elementos a incluir, de lo que se trata es de tener una visión global del post y así poderlo limar y poner en relación con otros.

  • Fecha de publicación
  • Tema del post
  • Palabras claves 
  • Autor, si procede  en un blog colaborativo
  • Título definitivo del post
  • Objetivos
  • Permalink
  • Previsión de adjuntos o audiovisual: Si habrá imágenes, vídeos, infografías, slides…
  • Fuentes o enlaces a incorporar
  • Entradilla
  • Cobertura en redes sociales, que puede ir desde redes en las que publicarlo hasta los textos que utilizarás para ello.

 

¿Qué plazo tomar?

Como hemos dicho, una parte inicial de un calendario son las fechas señaladas. Estas puedes marcarlas a largo plazo, 6 meses o hasta 1 año. Para el resto de contenidos algo lógico podría ser un planning bimestral o trimestral.

Esto es lo suficiente amplio como para permitirnos dar una coherencia a los contenidos de ese periodo sin constreñirnos demasiado, ya que con el tiempo puede que algunas ideas que tenemos pierdan peso en favor de otras o que la actualidad de nuestro sector nos mande por otros derroteros. Recuerda que es una planificación, pero no está grabado en piedra y puedes revisarlo en base a tus necesidades y las de tu audiencia siempre que quieras.

Como ves, el calendario editorial en un blog es una planificación fundamental para la estrategia de contenidos que te hará la vida más fácil y te ayudará a conseguir tus objetivos.

Y hasta aquí el enfoque conceptual al calendario de contenidos para un redactor o blogger. Ahora si quieres, podemos ver juntos el tema técnico de qué soluciones puedes usar para concretar tu calendario, que hay para todos los gustos, desde el papel de toda la vida, hasta el excel y los plugins integrados con tu propio blog.

 

Deja un comentario

Comentario

  1. Excelente tus recomendaciones. En realidad, muy esclarecedoras a la hora de plantearse el qué y para qué crear en un blog.

    Gracias por tus aportes