en Comunicación

Prepárate para la búsqueda por voz

La búsqueda por voz está llegando a nuestras vidas y con ella cambia el SEO y la forma en que debemos plantear nuestros contenidos para responder a las consultas. ¿Cuáles son los factores determinantes para posicionarnos en los resultados de búsqueda por voz?

SEO en búsqueda por voz

Lo que parecía cosa de peli de ciencia ficción está sucediendo. Dispositivos como Amazon Echo, Google Home, nuestros propios smartphones, e incluso electrodomésticos, están introduciendo los comandos por voz en nuestra vida a pasos agigantados. Si no lo estamos haciendo ya, en breve nos veremos hablando con asistentes virtuales que harán cosas por nosotros.

Entre esas cosas está, como no, buscar información de la misma forma que lo hacemos tecleando en Google. Y es que puede parecer un poco Black Mirror esto de hablarle a un robot pero, en el fondo, no es nada que no estemos haciendo ya introduciendo todas nuestras búsquedas, necesidades e intereses en la casilla del buscador.

Según la propia Google, más del 20% de las búsquedas móviles son ya de voz y la tecnología mejora a pasos agigantados. Google está poniendo énfasis en ofrecer buenas respuestas a estas búsquedas por voz y aquí entramos los creadores de contenido.

Pero a ver, ¿quién usa la búsqueda por voz?

Esta es una pregunta que muchos se harán. Tal vez tú no la uses. Yo tampoco, para ser sincero. No lo percibo aún como algo lo suficientemente ventajoso, pero los estudios dicen que la gente está perdiendo el miedo a la búsqueda por voz, incluso en público.

La radiografía del usuario más dado a este tipo de búsquedas ahora mismo es varón de 25 a 45 años de clase media-alta. Dentro de este grupo son los más jóvenes los que más lo utilizan en público, pero son los más maduros los que más lo usan en total. Es decir, ya sea en el metro, conduciendo o en la comodidad de nuestra casa, la búsqueda de voz se está abriendo camino.

Es de esperar que la tendencia no haga sino crecer a medida que el reconocimiento de voz es cada vez más perfecto y los sistemas aprenden a procesar mejor las búsquedas. Además, hay que entender que otros usos de la voz están abriendo el camino para que estas búsquedas ganen terreno. Para muchos, el uso de la voz de forma asíncrona en aplicaciones de mensajería (o sea, grabar un audio en Whatsapp o Telegram) o la voz como comando para llamar a un contacto, son procesos totalmente cotidianos.

Vale, queda claro que la búsqueda por voz es el futuro. El presente, tal vez. Ahora la pregunta que tocaría hacer de viva voz es:

Ok Google, ¿cómo optimizo mis contenidos para búsqueda por voz?

1. Ofreciendo respuestas

Puede parecer que las búsquedas de voz no tendrían por qué variar respecto de la búsqueda por teclado habitual. Pero a la hora de formular una pregunta de viva voz, aunque sea para un robot, tendemos a ser más concretos y semánticos en vez de dar palabras sueltas. Seguramente esto es así por miedo a que una consulta demasiado amplia confunda al receptor y éste nos devuelva una respuesta no válida o dispersa.

Por ello, aunque ofrezcamos un artículo muy extenso y profundo sobre un tema debemos dejar claro que ese artículo soluciona la pregunta clave. Por ejemplo: “¿Cómo hacer brownies?”, “¿Qué ingredientes lleva un brownie?”, “¿Cuál es el origen del brownie?”. No es que tengas que incluir literalmente estas preguntas con sus respuestas en el texto, pero la concreción en las respuestas y una estructura algo más cercana a lo que conocemos como FAQs va a ir al alza.

Según un estudio de Backlinko, el típico resultado de búsqueda por voz tan sólo tiene 29 palabras. Por cierto, aunque estos datos son para inglés, los términos “how” (cómo), “what” (qué) y “best” (mejor/es) son por ese orden los que más aparecen con diferencia en estas búsquedas, para que te hagas una idea de qué busca la gente y cómo.

 

2. Con claridad y legibilidad

Aunque no es una tendencia nueva en el marketing de contenidos, tenemos que hacer contenido fácilmente legible. Estructuras simples, vocabulario sencillo y en definitiva claridad de conceptos e ideas, que no den lugar a equívoco.

Tu contenido siempre va a ser mejor si has conseguido que lo entienda todo el mundo. Si sólo lo entiende la gente que tiene el mismo nivel de conocimiento que tú, no valdría de mucho, ¿verdad? Muchos expertos creen que lo ideal es redactar contenidos que pueda entender un adolescente de unos 14-15 años, lo que aseguraría su éxito entre el resto de la población adulta.

 

3. Ofreciendo contexto

Aunque nosotros busquemos preguntas concretas y queramos respuestas concretas, Google va a seguir valorando el contenido de calidad. Es decir, una página que responda 5 preguntas clave de forma sintética sin nada más de información va a rankear muy mal, porque ese artículo tan breve no tiene pinta de ser ninguna autoridad sobre el tema.

Muy al contrario, el long-form o artículos largos gana terreno, pues Google entiende que aporta más valor añadido y resuelve varias preguntas relacionadas con un mismo tema. El número de palabras de media de un resultado de búsqueda de voz es de 2.312. Parece una contradicción si lo comparamos con esas 29 palabras de antes, pero imagínate cuántas respuestas cortas pueden caber en un texto de más de 2000. Si éste es bueno, debería solucionar un montón de dudas.

 

4. La velocidad, más y más importante

Llevo tiempo haciendo énfasis en que la velocidad de tu web es determinante. Google incluso ha lanzado iniciativas como AMP para forzar este objetivo.

Cuando hablamos de búsqueda por voz, el usuario es aún más exigente. Esto es porque si preguntamos algo a alguien y no nos da una respuesta inmediata nos impacientamos y con una máquina nos pasa igual, con el añadido de la impotencia. Así, los resultados de la búsqueda por voz cargan unos 4.6 segundos de media, casi la mitad que la media genérica de 8.8 segundos. De modo que hay que ponerse las pilas para estar entre los rápidos o nos quedaremos atrás. Impedir que archivos como imágenes o vídeo lastren tu web es más imperativo que nunca.

 

5. El HTTPS cuenta

El protocolo https ha pasado en poco tiempo de ser un protocolo de seguridad para bancos y tiendas online a convertirse en un nuevo estándar web. Algo en lo que no reparamos, pero si no está presente, no nos da fiabilidad. A Google parece que tampoco, dado que un 70.4% de los resultados de búsquedas por voz cuentan con este protocolo de seguridad frente al 50% de los resultados en búsquedas de texto.

 

6. Social Engagement

Para Google, que tu contenido genere conversación en Facebook es Social Proof, es un indicador de que a la gente la interesa. Y eso es una razón de más para promocionarlo en sus resultados. Así que el contenido que suscite debate puede tener un plus.

 

7. Otras cosas SEO

En general no se te escapará que la clave de un buen contenido para voz no difiere tanto de un contenido de calidad en general. Así que todo lo que nos beneficie normalmente en cuestión SEO, lo seguirá haciendo. Esto incluye un buen diseño mobile-first, una buena estructura del sitio con un sitemap XML, imágenes con etiquetas ALT… en definitiva, tener una web en bien cuidada.

 

8. La búsqueda por voz aún está evolucionando

Por último, hay que recalcar que hablamos de un segmento que está aún por asentarse del todo. Por mucho que me hubiera gustado hacer un artículo más definitivo sobre este tema, lo cierto es que los sistemas de búsqueda por voz aún están aprendiendo de cómo buscamos los humanos. Es muy probable que Google siga sacando conclusiones para ofrecer al usuario final mejores resultados.

 

SEO en búsquedas de voz

Las búsquedas por voz han venido para quedarse. No sabemos si un día reemplazarán del todo a las búsquedas clásicas pero lo que queda claro es que están avanzando dada su mayor comodidad y agilidad. Preparar tus contenidos para el nuevo paradigma cuesta bien poco y nos iremos posicionando también en el SEO para búsquedas de voz.

Deja tu comentario

Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Muy buen artículo, muy interesante. Sin duda habría que ir adaptándose a este tipo de búsqueda, yo soy de los mas rezagados. Mis busquedas por “voz” se reducen a usar el Shazam.